Estados Unidos

Líder republicano en el Senado reanuda sesión para ratificar a Biden como próximo presidente

El vicepresidente, Mike Pence, añadió que "aquellos que han causado estragos hoy en el Capitolio no han ganado. La violencia nunca gana. La libertad, gana".
miércoles, 6 de enero de 2021

MADRID (EUROPA PRESS).- El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, reanudó la sesión en la Cámara alta estadunidense con la voluntad de certificar al ganador de las elecciones de 2020 "siguiendo las leyes y la Constitución".

"El Senado no será intimidado, no nos sacarán de esta cámara, matones, mafiosos o amenazas, no nos arrodillaremos ante la intimidación", soltó McConnell tras retomar la sesión del Senado, que fue interrumpida esta tarde cuando una turba de manifestantes accedió a las inmediaciones del Capitolio.

En este sentido, la cámara "empezó esta tarde con la labor de honrar la voluntad del pueblo estadunidense y contar los votos del Colegio Electoral. Hemos cumplido con esta misión durante más de dos siglos, hasta cuando nuestra nación ha estado en guerra (...) el reloj de nuestra democracia siempre ha seguido".

Los Estados Unidos "han enfrentado amenazas mucho peores" que la turba de esta tarde, señaló el senador republicano, tras considerar que "han fallado" en su misión y asegurar que la cámara prosigue con la intención de "formalizar la elección de los estadunidenses para el próximo presidente".

"Completaremos el proceso siguiendo las leyes y la Constitución y certificaremos al ganador de las elecciones de 2020", concluyó McConnell.

Su contraparte demócrata, Chuck Schumer, lamentó que "el 6 de enero de 2021 será recordado como un día infame", en el que ha sido el "último, terrible e indeleble acto del 46º presidente de los Estados Unidos".

Schumer subrayó que estos actos, sin embargo, no se han producido por azar, sino que fueron "instigados y motivados por las teorías conspirativas del presidente Trump", quien les exhortó a acudir al Capitolio.

"Este presidente tiene gran parte de la culpa", condenó Schumer, "los eventos de hoy no habrían pasado sin él".

Por último, pidió que los responsables, a los que ha calificado como "terroristas domésticos e insurrectos", sean procesados con todo el peso de la ley.

Por su parte, el vicepresidente, Mike Pence, añadió que "aquellos que han causado estragos hoy en el Capitolio no han ganado. La violencia nunca gana. La libertad, gana".

Pence dijo que el Capitolio "sigue siendo la casa del pueblo. Cuando nos volvamos a reunir en esta cámara, el mundo volverá a ser testigo de la resistencia y la fuerza de nuestra democracia".

Comentarios