migrantes

Mayorkas ordena a las agencias migratorias parar redadas en centros de trabajo en EU

La orden de Mayorkas se transmitió por medio de un memorando dirigido al Buró de Inmigración y Aduanas (ICE), al de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y al Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) dependientes del Departamento federal a su cargo.
martes, 12 de octubre de 2021

WASHINGTON (apro) – Con el objeto de proteger al mercado laboral, las condiciones y derechos de los trabajadores, Alejandro Mayorkas, el secretario de Seguridad Interior (DHS) de Estados Unidos, ordenó a las agencias federales bajo su mando parar las redadas migratorias en los lugares de empleo.

La orden de Mayorkas se transmitió por medio de un memorando dirigido al Buró de Inmigración y Aduanas (ICE), al de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y al Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) dependientes del Departamento federal a su cargo.

“Las agencias deben también desarrollar estrategias para priorizar los derechos laborales contra empleadores sin escrúpulos por medio de la discreción de persecución y facilitando la participación de trabajadores vulnerables en investigaciones sobre estándares laborales”, indica el memorando del secretario Mayorkas.

La directriz del DHS sobre las redadas en lugares de empleo, llevadas a cabo de manera constante durante la presidencia de Donald Trump, es un cambio importante que favorece a la inmigración indocumentada.

“El memorando también establece un fin a la instrumentación de operaciones masivas en los lugares de trabajo”, se enfatiza en la orden firmada por Mayorkas.

El presidente estadunidense, Joe Biden, prometió acabar con las acciones anti migratorias inhumanas de Trump, y entre ese catálogo pactos destacó el dejar de criminalizar a la inmigración indocumentada; sobre todo en los puestos de trabajo.

En el gobierno de Trump miles de inmigrantes indocumentados fueron detenidos en sus lugares de empleo, en escuelas y en sus casas por parte de agentes federales de inmigración, para luego ser deportados a sus países de origen.

Las redadas masivas migratorias dentro de Estados Unidos que llevaba a cabo la presidencia de Trump, dieron como resultado la separación familiar de miles de personas, entre estos, menores de edad ciudadanos estadunidenses por nacimiento cuyos padres son indocumentados.

“Bajo la presidencia pasada, los recursos que se usaron para las redadas dieron como resultado el arresto simultáneo de cientos de trabajadores que eran utilizados como herramientas por parte de empleadores que los explotaban”, establece el memorando de Mayorkas.

En el punto anterior el DHS hace referencia a que empleadores estadunidenses amenazaban a sus trabajadores indocumentados de llamar a las autoridades migratorias para que los deportaran, si no ejercían sus labores bajo condiciones violatorias de las leyes del trabajo.

De entre los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que se estima viven y trabajan en Estados Unidos desde hace años, hay miles que fueron repatriados a sus naciones de origen como resultado de las redadas y estos además de haber sido separados sus hijos, perdieron también sus propiedades; resultado del fruto de su trabajo.

Biden en el giro que prometió instrumentar para dejar de criminalizar a los indocumentados, aseguró que trabajaría para regularizar el estatus laboral y de residencia de estos por medio de una reforma migratoria que acogería a todos aquellos que ingresaron a Estados Unidos hasta antes del 1 de enero de 2021 y en especial a los trabajadores agrícolas.

“El DHS juega un papel crítico para garantizar que se apliquen y cumplan las leyes de nuestra nación en los lugares de trabajo”, resaltó Mayorkas en la orden que dio a las agencias federales a su cargo. 

Comentarios