España

Escándalo por la grabación de un videoclip con escenas sensuales dentro de la Catedral de Toledo

Renuncia el deán Juan Miguel Ferrer Grenesche, quien autorizó la filmación del video de la canción "Ateo" de C. Tangana y Nathy Peluso en el interior del templo, por lo cual se cobraron 15 mil euros.
miércoles, 13 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El escándalo desatado tras la grabación del videoclip de la canción “Ateo” -del músico español C. Tangana y la vocalista argentina Nathy Peluso- en el interior de la Catedral de Toledo provocó la dimisión del deán del templo, Juan Miguel Ferrer Grenesche, quien autorizó la filmación.

Pese a que en un principio defendió su aceptación a que se grabara el video para acercar “a los alejados de Dios”, el deán de la Catedral Primada finalmente renunció a su cargo, según informó El País.

“Espero que, después de todo este dolor y esta polémica todos nos esforcemos, cada día más, yo el primero, por trabajar en hacer bien unos a otros”, indicó el religioso.

Ferrer Grenesche aseguró que su salida es para evitar la escalada del escándalo por el video “Ateo”, publicado por el cantante madrileño C. Tangana el 7 de octubre, y grabado en septiembre junto con Nathy Peluso dentro de la Catedral de Toledo, España.

El deán reconoció que hubo fallas de comunicación con el arzobispo Francisco Cerro, dos días después de que treinta personas se congregaran afuera del recinto para rezar el “Ave María” y cantar como “reparación” al “perreo” que protagonizaron los artistas, de acuerdo con El Mundo.

El deán asistió este martes a los actos castrenses de la patrona de la Guardia Civil en Toledo y al terminar hizo el anuncio. Pidió disculpas por la polémica, tanto a los fieles como a la institución, “por cuantos errores se hayan podido cometer de palabra, obra y omisión en los hechos de los últimos días”.

Sin embargo, no se retractó del comunicado que dio a conocer el viernes 8 de octubre, donde explicó sus razones para aprobar el video, citando la letra de la canción “Ateo”:

“Yo era ateo, pero ahora creo, porque un milagro como tú ha tenido que bajar del cielo”, rimó el coro de la canción citada y en sus palabras, el deán señaló: “El video presenta la historia de una conversación mediante el amor humano. Además, ciertas actitudes de intolerancia contraponen la comprensión y acogida de la Iglesia, como se manifiesta en las secuencias finales del video”.

El prelado reconoció que las imágenes tienen “un lenguaje visual provocador”, pero aseguró que “no afectan la fe porque es propio de la cultura de nuestro tiempo” y puede ser clave por “el bien que pueda producir en los alejados de la fe de Dios”.

Además, lamentó que a los católicos españoles les cause desagrado, pero pidió disculpas por herir susceptibilidades, aunque su objetivo era permitir el diálogo con la cultura contemporánea preservando siempre la fe en la Iglesia.

“Yo admito toda crítica y reconozco que me puedo equivocar e incluso hacer mal, espero sin querer, pero cuando me corrigen también me gusta que me corrijan con un poco de caridad y respeto. Pero bueno, ya digo, esto para mí es agua pasada, las críticas que me han hecho. Lo que quiero es que ahora todo el mundo esté sereno, viva en paz, no hay rencores o tensiones entre unos y otros”, agregó.

Sobre los 15 mil euros cobrados por la grabación del videoclip, dijo que “desde hace años” se perciben recursos cuando el uso de la catedral tiene fines comerciales y el dinero se destina a obras sociales o culturales.

El todavía deán, cuyo cargo concluía el 5 de noviembre próximo, dijo haber vivido una “situación complicada y dolorosa” desde el 7 de octubre, cuando el cantante madrileño C. Tangana estrenó el video en su canal de Youtube y que, hasta el momento, tiene más de siete millones de vistas.

El Arzobispado de Toledo había anunciado que el deán dimitirá el 16 de octubre, aunque lo hizo cuatro días antes, de acuerdo con medios locales, durante la conmemoración de la patrona de la Guardia Civil de Toledo.

El videoclip se estrenó en YouTube y al día siguiente, el arzobispo de la Arquidiócesis de Toledo, monseñor Francisco Cerro Chaves, firmó un comunicado en el que niega saber los pormenores de la grabación del musical dentro de la catedral, rechazó la acción y calificó el hecho como una ofensa que “hirió” a los fieles y sacerdotes de la Iglesia Católica. Por ese motivo, pidió perdón.

“El arzobispo desconocía la existencia de este proyecto, el contenido y el resultado final. Lamenta profundamente estos hechos y desaprueba las imágenes grabadas en el primer templo de la Arquidiócesis”, señala el comunicado.

“Desde este momento, el Arzobispado se compromete a revisar el procedimiento seguido para evitar que vuelva a suceder algo semejante. Para ello, se comienza a elaborar inmediatamente un protocolo para la grabación de las imágenes de difusión pública en cualquier templo de la Archidiócesis”.

¿De qué trata el video?

En septiembre, Tangana y Peluso grabaron escenas sensuales a ritmo de bachata dentro de la catedral que indignaron a los practicantes del catolicismo y luego a la Arquidiócesis.

El videoclip de la canción “Ateo” causó polémica porque el cantante madrileño de música “urbana” y la vocalista argentina aparecen bailando de manera sensual en un estilo que también es llamado “´perreo”, un movimiento originado a principios del 2000 en Puerto Rico.

En el clip, Tangana frota su entrepierna con el trasero de Peluso dentro de la Catedral de Toledo. También hay escenas de desnudo, pero que no fueron grabadas en ese recinto.

 

Comentarios