Paraguay

Paraguay transmite a México su "malestar" por negativa para detener al colombiano Rodrigo Granda

Granda fue detenido ayer, por breve tiempo, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Arribó al país para participar en un seminario organizado por el Partido del Trabajo (PT), en la Ciudad de México.
miércoles, 20 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Cancillería de Paraguay convocó hoy al embajador de México en ese país, Juan Manuel Nungaray Valadez, para transmitirle su “malestar” ante la negativa del gobierno mexicano de detener al ciudadano colombiano Rodrigo Granda, conocido como el “Canciller” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), buscado en el país sudamericano.

En un comunicado emitido esta tarde, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay recalcó que el hombre, negociador de los acuerdos de paz en Colombia, era sujeto a “una orden de captura internacional con fines de extradición”, derivada de su “probable vinculación con grupos terroristas que han cometido graves delitos en el territorio de la República del Paraguay”.
          
El gobierno paraguayo lo busca por su supuesta participación en el secuestro de Cecilia Cubas, hija del expresidente Raúl Cubas, presuntamente realizado por el Partido Patria Libre (PPL), que terminó en el asesinato de la mujer, en 2005.

De acuerdo con el boletín de la Cancillería paraguaya, la orden de captura fue “transmitida inicialmente por intermedio de la Interpol y posteriormente por vía diplomática a la Secretaría de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos Mexicanos y a las autoridades migratorias de dicho país”, dado que Granda estaba en ese momento en el territorio nacional.

Granda fue detenido ayer, por breve tiempo, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Arribó al país para participar en un seminario organizado por el Partido del Trabajo (PT), en la Ciudad de México; de acuerdo con medios colombianos, el hombre se benefició de un permiso para viajar de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que juzga su caso por presuntos crímenes de guerra.
          
Tras su detención en México fue devuelto a Colombia, adonde llegó hoy; a su salida del aeropuerto El Dorado, de Bogotá, Granda aseveró que antes de su viaje consultó personalmente Interpol y “no me aparecía absolutamente nada”, según reportó EFE.

 

Comentarios