Reino Unido

Mujeres denuncian ser pinchadas con agujas y drogadas en clubes nocturnos del Reino Unido

Se han recibido 44 reportes, mientras tanto las autoridades del condado de Nottinghamshire se encuentran realizando la investigación de 12 y colabora con las autoridades de las universidades de Nottingham y de Nottingham Trent.
martes, 26 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La policía de Nottinghamshire, Inglaterra, investiga 12 de 44 reportes de personas que asistieron a algún bar de la zona y después de sentir un pinchazo en la espalda se han sentido drogadas y atacadas.

El perfil de las víctimas son mujeres jóvenes estudiantes, aunque The Mirror reportó que se han recibido 44 reportes de piquetes que incluyen a mujeres y a hombres, pero se investigan 12 porque fueron reportados el 2 de octubre pasado.

“Varias víctimas que informaron haber recibido algún tipo de inyección han informado efectos compatibles con la administración de alguna sustancia. En un caso también se ha sufrido una lesión que podría ser compatible con una aguja”, indicó la policía.

El resto de los ataques ocurrieron el fin de semana del 15 de octubre, pero no hubo otros delitos relacionados con los piquetes.

Por eso, la policía informó que está trabajando con las autoridades de las universidades de Nottingham y de Nottingham Trent, el Ayuntamiento de Nottingham, el servicio de Ambulancias de East Midlands, Salud Pública y fideicomisos hospitalarios para su investigación.

 “Estamos trabajando muy de cerca con nuestras agencias sanitarias en todo Nottinghamshire y nos hemos reunido hoy”, aseguró la superintendente de la policía, Kathryn Craner.

“Me gustaría asegurarle a la gente que estamos trabajando duro para investigar estos informes y que estamos dedicando muchos recursos para estas denuncias y tenemos un equipo de detectives trabajando en cualquier informe parecido que se reciba”, agregó.

Consideró que estos reportes, junto a los de otras ciudades, son preocupantes, por eso están trabajando con sus agencias asociadas en toda la ciudad para responder ante cualquier denuncia similar.

Mientras tanto, la policía de Nottinghamshare, junto con perros policía, patrullan la ciudad desde el sábado 23 de octubre.

“Obviamente estos son crímenes viles”, afirmó la exsecretaria del Interior, Yvette Cooper, al Comité Selecto de Asuntos Internos de los Comunes, en el que informó que la víspera había recibido un informe sobre una víctima que había asistido a un hospital “como resultado de un posible aumento de la inyección” y refirió que otras 3 personas estaban en Urgencias al mismo tiempo que ella con un incremento en la dosis de la sustancia suministrada, al grado de que no podían caminar.

“Este parece ser un problema bastante importante. Esto es increíblemente peligroso, lo que la gente está haciendo, es envenenar a alguien, potencialmente agredir sexualmente a alguien, potencialmente la vida de las personas está en riesgo.

La semana pasada, 15 mil personas firmaron una petición pidiendo a los clubs nocturnos que revisen “minuciosamente” a sus clientes al entrar.

El grupo Girls Night In, con sucursales en más de 30 universidades en Reino Unido, se unió a una campaña de boicot a los clubes nocturnos.

Testimonios

Zara Owen, de 19 años, contó a The Mirror, que sintió un piquete cuando estaba en la discoteca Pryzm, en Nottingham, el 11 de octubre por la noche y no recuerda nada después de que entró en la discoteca, pese a que no bebió mucho alcohol ni se desmayó.

A la mañana siguiente, dijo, se despertó “agonizando” y encontró un piquete en su pierna.

“Uno de mis principales miedos es que me piquen o que piquen a mis amigos en una salida nocturna. Eso siempre ha estado ahí. Ahora me ha pasado a mí y es mucho más fuerte en mi mente. El factor miedo sigue ahí, pero me gustaría pensar que puedo salir y que se tomarán las medidas necesarias para tener una noche libre de estrés. No sé qué se supone debamos hacer".

Señaló que será más consciente y me aseguraré de que mis amigos estén bien. “Tengo la suerte de estar bien y no terminar en el hospital o algo peor”, indicó.

Por su parte, la estudiante de la Universidad de Nottingham, Lizzie Wilson, de 18 años, narró a The New York Times que el lunes fue a un club nocturno con tres amigos cuando sintió un piquete, como de inyección, en la espalda y 10 minutos después estaba luchando por mantenerse en pie.

Cuando se sintió mal, sus amigos la llevaron al hospital donde pasó varias horas desorientada y sin sensibilidad en las piernas.

Contó que había escuchado rumores sobre las inyecciones a mujeres jóvenes en bares abarrotados y sintió temor de ser una víctima y lo fue.

“Nadie debería pasar por eso”, declaró al diario, que reportó que, desde hace año y medio, Reino Unido ha sufrido una ola de ataques hacia las mujeres, que se ha incrementado con las denuncias de mujeres picadas con jeringas para someterlas y abusar de ellas.

El 21 de octubre, un hombre fue arrestado después de que una joven que estaba con su hermana y los amigos de su hermano en la discoteca Stealth cuando sintió un pellizco en la parte superior de su brazo. Fue trasladada a urgencias y pasó la noche en el hospital. No recuerda nada sobre esa noche.

En Escocia también se han reportado “un número reducido” de denuncias.

 

Comentarios