Evergrande

China pide al multimillonario Xu Jiayin que pague deuda de Evergrande con su fortuna personal

A principios de octubre, el empresario Xu Jiayin prometió 500 millones de acciones de Evergrande o 4.9% de su participación para quien ayude a superar la crisis, siempre y cuando la persona no sea un prestamista calificado.
miércoles, 27 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las autoridades de la República Popular de China presionaron al multimillonario Xu Jiayin, de 63 años, para que con su fortuna personal pague la millonaria deuda de la empresa inmobiliaria china Evergrande Group.
    
El gobierno de Beijing se niega a rescatar a la empresa inmobiliaria, cuya deuda supera los 300 mil millones de dólares, junto con dos bonos de intereses, que suman 84 millones de dólares.

Esto forma parte de las estrictas medidas que está tomando el presidente chino, Xi Jinping, contra los multimillonarios, como parte de su campaña de “prosperidad común”.

La semana pasada, el grupo pagó de manera inesperada los intereses de un bono offshore antes de que venciera el plazo, el próximo sábado 30, y anunció que había reanudado los trabajos en más de 10 proyectos paralizados.

La agencia Bloomberg informó algo distinto, citando a personas cercanas al caso. Señaló que la petición a Xu Jiayin se dio luego de que Evergrande incumpliera el pago de un bono en dólares en la fecha prevista, el pasado 23 de septiembre.

Esas personas dijeron que las autoridades chinas monitorean las cuentas bancarias de la compañía para garantizar que el efectivo se utilice para completar los proyectos de vivienda que no se han terminado y no lo desvíen para pagar a los acreedores.

De igual manera, destacaron que los inversores se preparan para lo que podría ser una de las reestructuraciones de deuda más grande de la historia de China.

La inmobiliaria tiene alrededor de mil 300 proyectos de vivienda en todo el país. Y ayer mencionó que había reanudado 10 proyectos en la región del delta del río Perla y que a finales de 2021 entregaría 31 proyectos más, que aumentarían a 40 para finales de junio de 2022.

A principios de octubre, el empresario Xu Jiayin prometió 500 millones de acciones de Evergrande o 4.9% de su participación para quien ayude a superar la crisis, siempre y cuando la persona no sea un prestamista calificado.

Bloomberg informó que la fortuna personal de Xu Jiayin es de 8 mil millones de dólares. En 2017 Ka Yan fue nombrado la persona más acaudalada de China, con una fortuna de 40 mil millones de dólares. Al año siguiente bajó al quinto lugar, y este año, de acuerdo con el ranking del Instituto de Investigación Hurun, cayó al puesto 70.
    
Xu Jiayin nació en la pobreza en la China rural, pero gracias a su educación pudo salir de esas condiciones, y adquirió las características y hábitos del multimillonario promedio. Fue el único director de una empresa, y antes de su reciente renuncia poseía una mansión de 100 millones de dólares en Hong Kong y un megayate de 60 metros llamado “Event”, de acuerdo con documentos citados por Bloomberg.
    
El 24 de septiembre se anunció que Evergrande Group estaba a punto de quebrar. 

“El sistema financiero chino está bajo una enorme presión. Si cae Evergrande puede poner en riesgo a todo el sistema financiero del gigante asiático, precipitando una crisis financiera que no solo afectaría a China, sino a todo el mundo”, señaló Carlos Parodi Trece, profesor de Economía de la Universidad del Pacífico de Perú, en un hilo de Twitter.

Pese a que la inmobiliaria tiene mil 300 proyectos inmobiliarios en más de 280 ciudades chinas y ha vendido más de 12 millones de inmuebles, su problema financiero equivale al 1.8% del Producto Interno Bruto (PIB) de China, cuyas acciones se desplomaron 11.6% tras el vencimiento para el pago.
    
Evergrande debía devolver los intereses de algunos préstamos bancarios el 27 de septiembre, pero las autoridades chinas informaron a los principales bancos que no recibirían esos pagos, que en total suman 100 millones de dólares, indicó Bloomberg.

En los últimos años la compañía adquirió una deuda para financiar proyectos que generaron empleos directos para 200 mil personas e indirectos a casi 4 millones más, porque, al funcionar con el dinero que recibe de la preventa de departamentos en construcción, cuyas ventas han disminuido, se sobre endeudó.
    
“Además, aquellos que compraron los inmuebles y ven que no se pueden terminar, naturalmente se manifiestan de manera pública en contra de la empresa y piden la devolución de su dinero”, publicó el profesor en el diario Gestión, de Perú.

¿Qué es Evergrande?

Es el segundo desarrollador inmobiliario más grande de China. Es parte de Global 500, es decir que también es una de las empresas más grandes del mundo. Cotiza en Hong Kong y tiene su sede en la ciudad de Shenzhen, al sur de China.

La fundó Xu Jiayin, un multimillonario chino, conocido como Hui Ka Yan en cantonés. Era considerado uno de los hombres más acaudalados de la nación asiática.

Aparte de la construcción de viviendas, Evergrande adquirió en 2010 el equipo de futbol Guangzhou Evergrande, que construyó la escuela de futbol más grande del mundo, con una inversión de 185 millones de dólares.

Además, edificó parques de diversiones y temáticos llamados Evergrande Fairyland y el Ocean Flower Island, en Hainan, la provincia tropical de China conocida como “el Hawai chino”, que incluye una isla artificial, centros comerciales, museos y parques de atracciones.

También adquirió empresas tecnológicas, seguros de vida, vehículos eléctricos, negocios de alimentos y bebidas, entre otros. 

Antes de su crisis trabajaba en la construcción del estadio de futbol más grande del mundo, con un costo de mil 700 millones de dólares, mismo que tiene forma de flor de loto gigante y albergaría en sus butacas a 100 mil personas. Se espera que se termine de construir a finales de 2022.

 

Comentarios