Chile

Senado de Chile rechaza acusación constitucional contra Sebastián Piñera

El Senado de Chile rechazó la acusación contra el presidente Sebastián Piñera por la venta de Minera Dominga, una transacción incluida en los Papeles de Pandora.
martes, 16 de noviembre de 2021

MADRID (EUROPA PRESS).- El Senado de Chile rechazó este martes la acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera por la venta de Minera Dominga, una transacción incluida en los Papeles de Pandora y que motivó a la Fiscalía chilena a abrir una investigación por posibles delitos de cohecho, entre otros.

El texto acusatorio, presentado por la oposición después de que la Fiscalía abrió una investigación contra Piñera, consta de dos partes, una en la que se acusa al mandatario de incurrir en faltas graves a la probidad, y la otra que defiende que las acciones de Piñera pusieron en tela de juicio el honor del país.

Los senadores votaron por separado ambas partes, si bien sólo era necesario que se aprobara una para que el presidente fuera acusado en este juicio político que no salió adelante y cuyo resultado se definió incluso antes de que todos votaran, ya que, con base en las posiciones, no se podían lograr los 29 apoyos exigidos por la Constitución.

Los 24 senadores de la oposición respaldaron la primera parte de la acusación, que recibió 18 votos en contra y una abstención. La segunda parte obtuvo 22 respaldos, 20 rechazos y una abstención, de acuerdo con la cadena chilena Canal 13.

La diferencia en los votos a favor entre los dos capítulos se debe a que el senador Francisco Huenchumilla y la presidenta del Senado, Ximena Rincón, ambos del Partido Demócrata Cristiano, apoyaron sólo la primera parte de la acusación.

Mientras, en el oficialismo, 18 senadores mostraron su apoyo a Piñera y votaron en contra de las dos partes de la acusación, si bien el senador Manuel José Ossandón, del partido Renovación Nacional, se desmarcó de la línea oficialista y se abstuvo criticando duramente al mandatario.

Ossandón señaló que, a su juicio, la acusación "no tiene sustento probatorio", pero aprovechó su intervención en la sesión para criticar que el presidente ha sido "incapaz de poner límite" entre "la política y los negocios, lo privado y lo público".

"El propio presidente perdió su peso específico producto de un conjunto de decisiones que, a mi juicio, han sido poco afortunadas", añadió, según el medio chileno 'La Tercera'.

El juicio político llegó al Senado tras recibir luz verde en la Cámara de Diputados, pero se preveía que no saliera adelante al no contar con los suficientes apoyos.

De hecho, los 24 representantes de la oposición necesitaban convencer al menos a cinco de los senadores de la coalición oficialista Chile Vamos --formada por Unión Demócrata Independiente, Renovación Nacional, Evolución Política y el Partido Regionalista Independiente Demócrata-- para que apoyaran la acusación y así obtener los dos tercios requeridos, lo que finalmente no sucedió.

La acusación derivó de la publicación de los Papeles de Pandora, fruto de la investigación periodística del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), que revelan que el presidente podría estar implicado en posibles infracciones fiscales.

Según la información publicada, Piñera participó en la venta de Minera Dominga a su amigo personal Carlos Alberto Délano, utilizando un paraíso fiscal en Islas Vírgenes Británicas en 2010, en su primer mandato presidencial.

La investigación asegura que Piñera traspasó acciones de Minera Dominga por 152 millones de dólares en tres pagos, el último de ellos condicionado a la decisión del gobierno sobre la designación como reserva natural del terreno en el que está emplazado el mineral, que fue rechazada por la autoridad ambiental en 2011.

Discusión

La sesión en el Senado arrancó con la exposición de la acusación por parte de los diputados de la oposición Gael Yeomans, de Convergencia Social; Leonardo Soto, del Partido Socialista, y Gabriel Silber, de Democracia Cristiana.

"Esta acusación constitucional (...) demuestra un entramado de sociedades, utilidades y amistades personales. Pero más allá de eso, demuestra un notable conflicto de intereses, negociaciones incompatibles y un actuar sin ética por parte del señor Piñera", argumentó Yeomans, quien llamó al Parlamento a ser "capaz de poner fin a los abusos y la impunidad" del mandatario chileno.

La diputada aseveró que la "imagen del país" se ha visto afectada por las "reiteradas actuaciones" del presidente, que también han afectado a la "democracia, provocando un daño inconmensurable a la institucionalidad".

"No hay plazo que no llegue ni deuda que no se pague. Si hoy la acusación constitucional se rechaza, seguiremos insistiendo, ocupando todos los mecanismos institucionales (...) para que el gobierno de Piñera responda por los atropellos hacia la República y al país", apuntó.

Por su parte, Soto lamentó la ausencia del mandatario en la sesión del Senado. "Habría sido bastante provechoso que él hubiera estado acá, así como que su familia hubiera colaborado con la investigación", señaló.

En representación de Piñera intervino su abogado, Jorge Gálvez, quien rechazó las premisas presentadas por los diputados y apuntó a un "intento de distorsionar hechos fundamentales", e insistió en que la acusación es motivada por la "actual coyuntura político-electoral".

Reacción del gobierno

El hundimiento en el Senado de la acusación que buscaba destituir e inhabilitar a Piñera a cuatro meses de que concluya su mandato --marzo de 2022-- y a cinco días de que se desarrollen las elecciones presidenciales chilenas, fue aplaudido por el gobierno.

El ministro secretario general de la Presidencia, Juan José Ossa, valoró la decisión y aseveró que con ella se ha "defendido la democracia, se ha desechado una acusación manifiestamente falsa, llena de argumentos mañosos y, en definitiva, se ha acreditado la inocencia del presidente en todos estos hechos".

Asimismo, expresó que el debate se produjo con "alguna altura de miras, comparado con la Cámara de Diputados", pero lamentó haber visto a "algunos parlamentarios subyugados a los diputados comunistas", recogió la prensa chilena.

Por su parte, el portavoz del Ejecutivo chileno, Jaime Bellolio, calificó de "lamentable" que algunos senadores estén "acobardados" de cara a las elecciones, como –afirmó-- ha podido "apreciar en los discursos".

"Nosotros esperamos que el próximo gobierno, sea cual sea, no tenga esta oposición, porque le hace daño a la democracia", agregó, al tiempo que expresó su "tristeza" porque "no se haya querido escuchar los argumentos" y se haya "repetido el espectáculo de la Cámara de Diputados".

Comentarios