Estados Unidos

Un hombre confiesa que mató al novio de su hija porque éste la "vendió" a una red de tráfico sexual

John Einsenman fue encarcelado tras admitir que mató a Aaron Sorenson. Su caso dividió a las redes: hay usuarios que lo llamaron "héroe" y "padre del año" y otros que reprueban que haya hecho justicia por propia mano
miércoles, 3 de noviembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El arresto y acusación contra John Einsenman, de 60 años, por el asesinato del exnovio de su hija de 19 años por supuestamente haberla vendido a una red de tráfico sexual en Seattle, ha dividido la opinión de las redes sociales, entre quienes piden su liberación y quienes condenan que hiciera justicia por su propia mano.

En octubre de 2020, Eisenman se enteró que su hija menor presuntamente había sido vendida a una organización de tráfico sexual en Seattle por mil dólares, y que el presunto responsable era su novio, Aaron Sorenson, informó WTVM News Leader.

Primero rescató a su hija y la llevó a Spokane, en Washington. En noviembre de ese año, Eisenman supo que Sorenson estaría en Airway Heights, en ese mismo estado. Lo esperó en el lugar, lo confrontó, lo metió en el maletero de un vehículo Honda Accord verde del año 1991, donde lo golpeó en la cabeza con un bloque de cemento y lo apuñaló repetidamente hasta la muerte.

“Después del homicidio, Eisenman condujo el vehículo a una zona remota en el condado de North Spokane y abandonó el coche con el cuerpo todavía dentro”, indicó el Departamento de Policía de Spokane, en Facebook.

El vehículo permaneció en ese lugar hasta que, en octubre de 2021, fue trasladado por otra persona a Spokane y quien, según la policía, no sabía que traía un cuerpo en el maletero.

El vehículo fue abandonado en East Everett Avenue en Spokane, donde las personas que estaban hurgando el coche y llevándose los objetos que podían, se percataron del olor a muerto que salía de la cajuela. Cuando se asomaron, vieron el cuerpo.

“Estaban mirando alrededor y, por alguna razón, decidieron mirar en el maletero y todo lo que escuché fue: ‘hay un cuerpo’”, señaló Amber Hellman a KHQ-TV.

Por eso, el pasado 22 de octubre, la policía respondió al llamado de una persona que reportó el descubrimiento. Cuando los oficiales fueron a revisar se encontraron con restos humanos dentro del maletero, por lo que los detectives de la Unidad de Delitos Mayores de Spokane comenzaron a investigar.

Identificaron a la víctima como Aaron Sorenson, de 19 años, con los tobillos y manos atadas, cinta adhesiva sobre la boca y muchas marcas de pinchazos en la ropa y el cuerpo.

Descubrieron que el vehículo pertenecía a la novia de Eisenman, Brenda Kross, y que cuando fueron a buscarla, ella dijo a la policía que el vehículo había sido robado en 2020, según el reporte de Spokesman-Review.

Kross contó a los investigadores que ese año, ella y Eisenman habían conducido a Seattle para rescatar a su hija menor que había sido víctima de tráfico sexual por parte de Sorensen.

Un vecino contactó a la policía para contarles que Eisenman había admitido que mató a alguien y que escondió su cuerpo en el maletero del automóvil.

El 29 de octubre pasado, la policía arrestó a Einsenman, quien no tenía antecedentes criminales violentos ni alguno penal reciente, pero al ser interrogado admitió el crimen.

Fue fichado en la cárcel del condado de Spokane por asesinato en primer grado y se le impuso una fianza de 1 millón de pesos.

“Padre del año”

En redes sociales, se hizo viral el hashtag #FatherOfTheYear, con el que los usuarios llamaron “héroe” a Eisenman y exigieron su libertad.

Otros comentaron que se trató de un crimen, cualquiera que sea el motivo por el que lo cometió.

“Si difuminamos las líneas y dejamos pasar esto, entonces las generaciones futuras pueden tomarlo como un precedente judicial de una manera que no quisiéramos. La mejor solución aquí es que debería obtener un perdón por ello”, indicó otro usuario.

 

Comentarios