Kabul

EU determina que el ataque con drones en Kabul que mató a diez civiles no infringió la ley

"La investigación no encontró ninguna violación de la ley, incluida la ley de guerra. Encontramos errores de ejecución (...) combinados con sesgo de confirmación y fallas en la comunicación que lamentablemente llevaron a víctimas civiles", declaró el general Sami Said.
jueves, 4 de noviembre de 2021

MADRID (EUROPA PRESS).- La Fuerza Aérea de Estados Unidos ha culminó su investigación respecto al ataque con drones en Kabul a finales de agosto que acabó con la vida de diez civiles y, aunque reconoció "errores de ejecución", determinó que no se infringió la ley.

"La investigación no encontró ninguna violación de la ley, incluida la ley de guerra. Encontramos errores de ejecución (...) combinados con sesgo de confirmación y fallas en la comunicación que lamentablemente llevaron a víctimas civiles", declaró en una conferencia de prensa el inspector general del ente, Sami Said, recoge la cadena CNN.

Si bien la revisión del Pentágono analizó las imágenes de los instantes previos al ataque, donde se observa la presencia de un niño, Said argumentó que "las personas directamente involucradas en el ataque creyeron en ese momento que estaban apuntando a una amenaza inminente", apunta la cadena NBC.

"No se nos escapa la severidad del resultado y el hecho de que matamos a diez civiles afganos", reconoció el funcionario estadunidense, quien lamentó que "la interpretación (...) de la inteligencia con lo que se estaba percibiendo en ese momento en tiempo real fue inexacta".

Aunque no se ha recomendado la aplicación de sanciones contra los responsables, los comandantes ahora tienen la opción de decidir si establecen algún tipo de medida disciplinaria o de responsabilidad.

Finalmente, Said remarcó la importancia de comprender el contexto que rodeó el ataque con drones, que tuvo lugar apenas unos días después de un atentado suicida en el aeropuerto de Kabul, donde murieron decenas de personas, incluidos trece soldados estadunidenses.

En septiembre, el jefe del Comando Central de Estados Unidos, el general Jenneth McKenzie, admitió públicamente que el ataque había sido "un error" y asumió la responsabilidad de las consecuencias.

En concreto, el 29 de agosto, dos días después del ataque en el aeropuerto, el Ejército de Estados Unidos atacó con un dron a un vehículo en que supuestamente se encontraba un terrorista del Estado Islámico Provincia de Jorasán (ISKP).

En un principio se informó que no se lamentaron víctimas civiles, sin embargo medios locales y estadunidenses afirmaron que en realidad sí había habido al menos diez civiles muertos, entre ellos siete niños.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a mediados de septiembre, trasladó su apoyo al inicio de dicha investigación. "La pérdida de cualquier vida civil es una tragedia (...) Claramente la investigación consiguiente es algo que el presidente apoya ampliamente", manifestó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Por su parte, la directora de Seguridad con Derechos Humanos de Amnistía Internacional Estados Unidos, Daphne Eviatar, censuró que la respuesta estadunidense es "insuficiente" y  criticó que lo ocurrido forma parte "de la antigua historia del Ejército de Estados Unidos, con consecuencias horribles para los civiles".

"No hay duda de que hay cuestiones sustanciales, consistentes e históricas que no han sido abordadas por la cúpula militar de Estados Unidos en lo que respecta a su procedimiento militar, a la forma de analizar la Inteligencia y a la forma de abordar las zonas operativas", agregó.

"El inspector general del Ejército recomienda que el Pentágono mejore sus procedimientos para asegurarse de que no haya civiles antes de lanzar ataques", abundó, antes de poner el foco en que esta recomendación debería aplicarse sobre Afganistán, en Siria y Somalia, donde "ha habido víctimas civiles a pesar de años de advertencias, recomendaciones e investigaciones". "Esperamos que esto lleve a un cambio real y tangible", expresó Eviatar.

Asimismo, consideró que la Administración Biden ha hecho hincapié en su capacidad para llevar a cabo ataques con aviones no tripulados “sobre el horizonte”, que tildó de "necesarios". Eviatar señaló que la expresión significa que "la presencia de Estados Unidos en esos países es escasa o nula y, por lo tanto, la Inteligencia será mucho más limitada que en caso de este ataque en Afganistán".

"Debido a esta política, nos tememos que ésta no será ni mucho menos la última vez que hagamos esta afirmación: los civiles no deben pagar el precio de esta política", concluyó.

Comentarios