Papa Francisco

El Papa Francisco alerta a los jóvenes del peligro de vivir "prisioneros del teléfono"

El líder ha puesto el ejemplo del mito de las sirenas que aparecen en la Odisea, que Ulises encuentra en su viaje para decir que las de hoy en día "quieren hipnotizarlos con mensajes seductores e insistentes" y "apuntan a beneficios fáciles, a las falsas necesidades del consumismo"
lunes, 6 de diciembre de 2021

ROMA. (EUROPA PRESS) -El Papa ha alertado a los jóvenes del peligro de vivir "obsesionados por miles de apariencias" y "prisioneros del teléfono", al tiempo que les ha invitado a seguir sus sueños a pesar de las "borrascas repentinas".

"Hoy corremos el peligro de olvidarnos de lo que somos, obsesionados por miles de apariencias, por mensajes machacones que hacen depender la vida de la ropa que usamos, del automóvil que conducimos, del modo en que nos miran los demás", ha señalado el Papa.

Francisco ha visitado esta mañana el único colegio católico de Atenas pocas horas antes de emprender su viaje de regreso a Roma tras pasar cinco días en Chipre y Grecia.

El Papa ha señalado en su discurso que encierra en los jóvenes un impulso para su labor, pese a "los aduladores de sueños, los sicarios de la esperanza, los incurables nostálgicos del pasado" que siempre intentan detener los avances.

"No hay que dejarse paralizar por el miedo", ha clamado Francisco, reivindicando en el corazón de Grecia, un país trazado desde la Odisea y la Ilíada de Homero que "el sentido de la vida no es quedarse en la playa esperando que el viento traiga novedades. La salvación está en mar abierto, está en el impulso, en seguir los sueños, los verdaderos, los que se sueñan con los ojos abiertos, que comportan esfuerzo, lucha, vientos contrarios, borrascas repentinas".

Así ha puesto el ejemplo del mito de las sirenas que aparecen en la Odisea, que Ulises encuentra en su viaje para decir que las de hoy en día "quieren hipnotizarlos con mensajes seductores e insistentes" y "apuntan a beneficios fáciles, a las falsas necesidades del consumismo, al culto del bienestar físico, a la diversión a toda costa".

Y ha instado a "rejuvenecer" pero sin contentarse "con publicar algún post o algún tuit". "No te contentes con encuentros virtuales, busca los reales, sobre todo con quien te necesita; no busques la visibilidad, sino a los invisibles", ha destacado.

Ante decenas de jóvenes ha manifestado que Dios no da "un catecismo en la mano" sino que se hace presente a través de las personas. Y ha agregado en este sentido: "Tener fe no consiste principalmente en un conjunto de cosas que hay que creer y de preceptos que hay que cumplir. El corazón de la fe no es una idea o una moral, sino una realidad, una realidad bellísima que no depende de nosotros y que nos deja con la boca abierta: ¡somos hijos amados de Dios!".

De esta manera ha instado a los jóvenes a no tener miedo "de las dudas" porque "no son faltas de fe" sino al contrario "vitaminas" que "ayudan a robustecerla, a hacerla más fuerte, es decir, más consciente, más libre y más madura".

Sobre la sociedad virtual ha destacado que muchas personas son "hoy son 'de redes sociales' pero poco 'sociales', encerrados en sí mismos". Así ha concluido que muchos jóvenes están "prisioneros del teléfono" pero "en la pantalla falta el otro, faltan sus ojos, su respiración, sus manos".

El Papa se despide este lunes de Grecia para regresar al Vaticano.

Comentarios