Lenguaje inclusivo

Por lenguaje inclusivo piden cambiar "Feliz Navidad" por "Felices fiestas"

Se argumentó que la palabra “Navidad” tiene un término discriminatorio hacia otras religiones no cristianas y con otro tipo de tradiciones y con el solo hecho de utilizarla se está discriminando al resto de las religiones.
jueves, 9 de diciembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).-Autoridades de la Unión Europea propusieron usar el lenguaje inclusivo en esta temporada decembrina y cambiar las palabras “¡Feliz Navidad!” por “¡Felices Fiestas!”, cambiar la frase: “la Navidad puede ser estresante”, por “las vacaciones pueden ser estresantes” o decir: “primer nombre”, en vez de “nombre cristiano”.

“Mi iniciativa para la comunicación interna de la Comisión tenía como objetivo reflejar la diversidad de la cultura europea y mostrar una naturaleza de inclusión hacia todas las ideologías y creencias de los ciudadanos en Europa”, señaló Helena Dalli, impulsora de esta propuesta, de 32 fojas titulada #UnionOfEquality. Directrices de la Comisión Europea para una comunicación inclusiva.

En la propuesta de Dalli, también integrante de la Comisión de Igualdad Europea, se argumentó que la palabra “Navidad” tiene un término discriminatorio hacia otras religiones no cristianas y con otro tipo de tradiciones y con el solo hecho de utilizarla se está discriminando al resto de las religiones y culturas que son parte de la riqueza de Europa.

Esta iniciativa causó el malestar de la Iglesia Católica y del Papa Francisco, debido a que elimina los nombres Jesús María y José, así como lo que representan, pues no todas las personas se sienten representadas con esta festividad.

En rueda de prensa, a bordo del avión de regreso a Roma desde Atenas, después de su viaje apostólico a Chipre, del 2 al 6 de diciembre, el Papa Francisco criticó a la Unión Europea por pretender quitar la palabra “Navidad” de las festividades, contenido en la iniciativa presentada desde el 26 de octubre por Dalli.

“No todo el mundo celebra las fiestas cristianas y no todos los cristianos las celebran en las mismas fechas”, indicó el texto que el Papa Francisco calificó como “un anacronismo de la historia”.

Recordó que “las dictaduras” buscaron hacerlo, desde Napoleón, los Nazis y los comunistas. “Es una moda de la laicidad diluida, agua destilada”, dijo y recordó que no ha funcionado a lo largo de la historia, pero que se actualice le hace pensar que la Unión Europea piensa que es necesaria.

“Creo que debe tomar en sus manos los ideales de los padres fundadores, que eran ideales de unidad, de grandeza. Estar atento a no dar paso a las colonizaciones ideológicas. Esto podría llegar a dividir a los países y afectar a la Unión Europea”, consideró.

Para el Papa Francisco es necesario respetar la estructura de cada país, no uniformarla y aunque no cree que esa sea su intención, deben estar atentos sobre los proyectos que se presentan en la Unión Europea y luego no saben qué hacer.

“Cada país tiene su propia peculiaridad. Cada país está abierto a los otros. Unión Europea. Soberanía suya, soberanía de los hermanos en una unidad que respeta la singularidad de cada país y estar aten6tos a no ser vehículos de colonizaciones ideológicas”, apuntó.

Apenas el 30 de noviembre, Dalli anunció que retiraría la propuesta porque “no es un documento maduro y no cumple los estándares de la Comisión. Las recomendaciones claramente necesitan más trabajo”, por lo que retiró la propuesta para seguir desarrollándola.

El 6 de diciembre, Dalli anunció, en redes sociales, que fue a una reunión ministerial organizada por la Ministra sueca de Empleo e Igualdad de Género, Eva Nordmark y se concentró en la “transversalización de la igualdad, el presupuesto de género y la Configuración del Grupo de Trabajo para la Igualdad”.

Comentarios