Vacunas

Inequidad en la distribución de vacunas traerá consecuencias para todos: OMS

La OMS y UNICEF advirtieron a los países que la inequidad en la distribución de las vacunas contra el covid-19 traerá consecuencias para todos. 
miércoles, 10 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advirtieron a los países que la inequidad en la distribución de las vacunas contra el covid-19 traerá consecuencias para todos. 

En un comunicado conjunto, los organismos recordaron que de los 128 millones de vacunas que se han administrado hasta la fecha, más de tres cuartas partes se han aplicado en sólo 10 países que representan el 60% del PIB mundial. Mientras que en casi 130 países con 2 mil 500 millones de habitantes aún no se ha administrado ni una sola dosis.

Esta inequidad en la distribución de las vacunas tendrá costos en vidas y medios de subsistencia y dará al virus la oportunidad de mutar y evitar las vacunas y socavará la recuperación económica mundial, señalaron. 

Para garantizar que los despliegues de vacunas comiencen en todos los países durante los primeros 100 días de 2021, la OMS y UNICEF recalcaron que es fundamental vacunar primero al personal del sector salud y a las poblaciones con alto riesgo de contraer la enfermedad, por lo que una vez que los países inmunicen a estos grupos deben compartir sus vacunas a través de la iniciativa Covax para que otros países puedan hacer lo mismo. 

Por otra parte, urgieron a financiar el Acelerador del Acceso a las herramientas contra el covid-19 (ACT) y el Covax para que los países de ingreso bajo y mediano obtengan apoyo financiero y técnico para el despliegue y administración de vacunas. Si el Acelerador ACT contara con toda la financiación necesaria, dijeron, podría reportar hasta US$166 por cada dólar invertido. 

También hicieron un llamado a los fabricantes de vacunas para que asignen de forma equitativa el suministro de vacunas; intercambien datos sobre seguridad, eficacia y fabricación con la OMS para su examen regulatorio y normativo; intensifiquen y aumenten al máximo la producción; y transfieran tecnología a otros fabricantes que puedan ayudar a potenciar el suministro mundial. 

“Necesitamos liderazgo mundial para expandir la producción de vacunas y lograr la equidad vacunal. El covid-19 ha demostrado que nuestros destinos están inextricablemente unidos. Ya sea una victoria o una derrota, será de todos”, concluyeron.

Comentarios