Estados Unidos

Con interrogatorio de senadores a fiscales y abogados, concluye cuarta jornada de juicio contra Trump

El interrogatorio a la defensa y la parte acusadora, por parte de algunos de los 100 senadores, se concentró en esclarecer el punto sobre la constitucionalidad del segundo juicio político a Trump y si el exmandatario incitó el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero.
viernes, 12 de febrero de 2021

WASHINGTON (apro).- Luego de más de seis horas de litigio entre el cierre de argumentos de la defensa y el cuestionamiento de senadores a las partes involucradas, esta tarde concluyó la cuarta jornada del juicio político contra el expresidente Donald Trump en el Congreso federal de su país.

Durante poco más de 180 minutos los legisladores que integran la Cámara Alta, quienes fungen como jurado en el juicio, cuestionaron a los nueve senadores demócratas (fiscales) y al equipo de abogados de Trump, encabezados ahora por Michael Van Der Veen.

El interrogatorio a la defensa y la parte acusadora, por parte de algunos de los 100 senadores, se concentró en esclarecer el punto sobre la constitucionalidad del segundo juicio político a Trump y si el exmandatario incitó el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero.

A la defensa de Trump –integrada por Van Der Veen, Bruce Castor y David Schoen--, senadores demócratas le preguntaron, con base en sus argumentos en favor del acusado: si no es culpable de la incitación, ¿qué fue lo que hizo exactamente para impedir que ocurriera el asalto?

Al responder, Van Der Veen dijo que los fiscales demócratas no hicieron bien su trabajo, al violar el debido proceso y acelerar el desarrollo del juicio, y no investigar por ejemplo a qué hora exactamente Trump se enteró del ataque al Congreso federal.

Los nueve fiscales demócratas encabezados por el representante federal por el estado de Maryland, Jamie Raskin, reviraron que no hubo violación al debido proceso, y para saber exactamente qué hizo Trump el día del asalto pidieron interrogarlo, pero la petición les fue negada.

Acusado del delito de “incitación a la insurrección”, Trump es señalado por los fiscales como el autor intelectual del asalto al Capitolio, porque un par de horas antes del incidente alentó con sus palabras a miles de sus seguidores y fanáticos que atacaron el Congreso federal.

Horas antes del interrogatorio a los fiscales y a la defensa, en el Pleno del Senado ya se había analizado a favor y en contra ese discurso pronunciado por el ahora expresidente, el 6 de enero, que para los demócratas es la evidencia clara de que fue él quien incentivó el asalto.

En sus respuestas a senadores defensores de Trump, los fiscales machacaron que no hay espacio a la duda de que el exmandatario debe ser declarado culpable del delito que se le imputa y como mecanismo para sentar un precedente y evitar en el futuro actos similares.

Con sus preguntas a los abogados, los legisladores que optan por incriminar a Trump intentaron generar un traspié en el argumento de inocencia y de inconstitucionalidad del segundo juicio contra quien fuera el presidente constitucional número 45 de Estados Unidos.

Pasadas las seis horas de juicio, el senador Patrick Leahy, demócrata por el estado de Vermont, quien funge como juez en el juicio, suspendió la sesión que se reanudará este sábado a las 10 de la mañana hora local (9 de la mañana tiempo de la Ciudad de México).

En el reinicio del juicio, los senadores continuarán interrogando a los fiscales y a la defensa, y se calcula que luego de tres o cuatro horas de cuestionamientos se dé por terminado el proceso, para dar paso a la emisión del fallo del jurado por medio de una votación.

Para declarar culpable a Trump del delito de incitación a la insurrección se requieren 67 de los 100 votos de los legisladores que integran el Senado compuesto por 50 demócratas --que son mayoría representativa-- y 50 republicanos correligionarios del partido del expresidente.

Por la posición adoptada en el juicio no se ve que los fiscales hayan convencido a por lo menos una docena de senadores republicanos para declarar culpable al magnate.

En el arranque del proceso judicial, seis senadores republicanos se unieron en votación a los 50 demócratas para aprobar la constitucionalidad del juicio, y se considera que esa misma media docena se unan a la sentencia de culpabilidad.

Si es exonerado, y aun en el caso improbable de que Trump fuera sentenciado culpable por parte de 67 senadores, los demócratas invocarán a la enmienda constitucional número 14 para inhabilitar de por vida al expresidente de participar en cualquier elección federal.

El proceso de veto electoral y político al magnate requiere de la mayoría mínima de sufragios en el Senado (51), algo que se da por sentado, aun en el caso de que ningún republicano se uniera a los 50 demócratas, porque la vicepresidenta Kamala Harris, como presidenta de la Cámara Alta --así determinado por la constitución--, votaría para romper el impase.
 

Comentarios