Coronavirus

Jennifer Gates se vacuna contra covid-19 y se burla de teorías conspirativas sobre su padre Bill

La joven de 24 años recibió una vacuna de ARN mensajero contra coronavirus y aprovechó la ocasión para bromear sobre la tesis de que el creador de Microsoft pretende instalar chips por medio de los antígenos.
martes, 16 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras recibir la vacuna contra el covid-19 por ser estudiante en la Escuela de Medicina Icahn, Jennifer Gates, la hija del fundador de Microsoft, Bill Gates, se burló de quienes acusan a su padre de haber creado el virus SARS-CoV-2 para controlar al mundo mediante chips insertados en las inoculaciones.

En sus historias de Instagram, la joven de 24 años de edad, que pertenece al 11% de los estadunidenses vacunados contra esta enfermedad, escribió que seguirá usando uno o hasta dos cubrebocas después de recibir la segunda dosis de la vacuna y bromeó:

“Posdata: lamentablemente la vacuna no implantó el genio de mi padre en mi cerebro... ¡si tan solo el ARNm tuviera ese poder…!”

Junto a una fotografía donde usa cubrebocas y enseña un botón con el mensaje: “Yo tengo mi vacuna covid-19”, comentó que había pasado más de un año ya desde que surgió la variante SarsCOV2 y ahora existen más soluciones, incluidas las inmunizaciones, para ayudar a proteger a las personas y las comunidades.

“Tengo el privilegio de recibir mi primera dosis de ARNm (vacuna de ARN mensajero) para enseñar a mis células a generar una respuesta inmunitaria protectora a este virus. Como estudiante de medicina y aspirante a médico, estoy agradecida de que me brinde protección y seguridad para mi futura práctica. Insto a todos a que lean más y que lo consideren seriamente para ustedes y sus familias cuando se les brinde la opción. Cuántas más personas se vacunen, más seguras serán nuestras comunidades para todos.”

En ese sentido, consideró que este mensaje no refleja su gratitud por los médicos, científicos, expertos en salud pública, farmacéuticos y tantos otros que hicieron posible este logro den la medicina moderna.

“Nuestros trabajadores de la salud han estado trabajando incansablemente para salvar tantas vidas como sea posible, y esta vacuna solo aumentará su capacidad para tener éxito.”

Las teorías conspirativas

La paranoia comenzó después de que, en 2015, Bill Gates ofreció una conferencia TED en Vancouver, Canadá, para alertar a la población sobre el cambio climático y afirmó:

“Si algo mata a más de 10 millones de personas en las próximas décadas, es probable que sea un virus altamente infeccioso en lugar de una guerra”.

Aunque en ese momento sus palabras no causaron gran efecto mediático, tras la aparición del virus SARS-COV-2 causante de covid-19, la charla ha sido vista más de 64 millones de veces, creando diversas teorías donde lo acusan de liderar una clase de élites globales de querer controlar a las personas, eliminar a la población del planeta tierra o incrustar microchips en las personas mediante las vacunas, citó BBC Mundo.

Entre febrero y abril de 2020 se mencionaron estas teorías conspirativas 1.2 millones de veces en televisión o en redes sociales, según un estudio del periódico The New York Times y Zignal Lab, una empresa de análisis de medios. En grupos públicos de Facebook se comparten millones de veces.

Las variantes de las teorías conspirativas afirman que la Fundación Bill y Melinda Gates han probado las vacunas en niños de India y África, provocando miles de muertes y daños irreversibles, incluyendo datos de que enfrentan ya un juicio en la India.

Otros lo culpan de lanzar una supuesta vacuna contra el tétanos en Kenia que provoca abortos, que está relacionado con el Partido Comunista de China para despoblar la tierra o que quiere implantar microchips en las personas.

Es más, el 21 de diciembre de 2020, la Sala Superior Penal de Apelaciones de Chincha y Piscos de la ciudad de Ica en Perú emitió una resolución donde afirmó que covid-19 fue creado por Bill Gates, George Soros y David Rockefeller, a quienes acusó de ser “élites criminales”, la cual fue expuesta al público el 9 de enero de 2021 por el abogado penalista Miguel Pérez.

Comentarios