Estados Unidos

Más de 5 millones de personas sin electricidad por tormenta invernal en EU

Más de 5 millones de personas de cinco entidades de Estados Unidos no tienen energía eléctrica; la mayoría de los afectados están en Texas
martes, 16 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– De acuerdo con el más reciente corte informativo de las autoridades de Estados Unidos, hasta el momento más de 5 millones de personas de cinco entidades de Estados Unidos no tienen energía eléctrica; la mayoría de los afectados, 4 millones 325 mil 98, están en Texas.

El segundo estado más afectado es Oregon, con 223 mil 57 personas, Oklahoma, con 202 mil 272, Lousiana, con 155 mil 734, y Kentucky, con 149 mil 663 afectados, informó la agencia de noticias Associated Press.

Más de 4 millones de viviendas, escuelas, negocios de comestibles no tienen electricidad en Texas, donde las temperaturas bajaron de los 12 grados Celsius, unos 10 grados Fahrenheit. Se cancelaron viajes aéreos y se esperan más días nevados.

En las zonas de los Apalaches, más de 250 mil personas tampoco tienen electricidad y otras 250 mil están viviendo a oscuras por una tormenta de hielo reportada en Oregon, según poweroutage.us, una página de monitoreo de los cortes en el suministro de energía.

Se reportó que en Houston una mujer y una niña fallecieron al interior de su vivienda sin luz, pues se intoxicaron con monóxido de carbono que provenía de un automóvil encendido dentro de un garage adosado, informó la policía local.

Otras tres murieron tras el paso de un tornado por una localidad costera en Carolina del Norte, registrado el martes después de la medianoche, en el condado suroriental de Brunswick, en Grissetown, en la Ocean Ridge Plantation Community.

Dos hombres fueron encontrados muertos sobre una carretera en Houston. Aunque no se ha definido la causa de los decesos, se presume que fueron las temperaturas bajo cero reportadas en horas pasadas.

El fenómeno meteorológico dejó al menos diez heridos, destruyó casas, derribó tendidos eléctricos, quebró árboles y dejó sin luz a la población.

“Es algo que no habíamos visto nunca. Mucha destrucción. Va a ser un largo proceso de recuperación”, indicó John Ingram, jefe de la policía de Brunswick, en conferencia de prensa.

La Agencia de Gestión de Emergencias del Condado de Brunswick reportó personas atrapadas en sus viviendas, la búsqueda de gente desaparecida y pidió a los habitantes evitar circular por la zona mientras se despejan las calles en busca de potenciales víctimas.

Por su parte, la jueza del condado de Harris, Lina Hidalgo, la principal funcionaria del condado de casi 5 millones de habitantes, sentenció: “Es probable que las cosas empeoren antes de mejorar”.

El grupo de servicios públicos de 14 estados, Southwest Power Pool, pidió cortes continuos de luz eléctrica porque se había agotado el suministro de reserva. Otras empresas informaron sobre apagones y unas más pidieron a la población reducir el uso de la electricidad.

“Estamos viviendo un evento realmente histórico en este momento”, señaló Jason Furtado, profesor de meteorología de la Universidad de Oklahoma.

“Este evento meteorológico realmente no tiene precedentes. Todos los que vivimos aquí lo sabemos. Este evento fue mucho más allá de los parámetros de diseño para un invierno típico, o incluso extremo de Texas que normalmente no planificaría”, añadió el director senior de operaciones de sistemas del Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas, Dan Woodfin.

Vacunas a punto de caducar

La campaña de vacunación contra el covid-19 también sufre las consecuencias de las nevadas, pues desde el lunes, la Rice University comenzó a ofrecer vacunas en su campus cerrado de Houston después de que Harris Health System informó a la escuela que tenía alrededor de mil vacunas que se iban a desperdiciar, añadió el portavoz de la Universidad, Doug Miller.

En Kansas, la gobernadora Laura Kelly declaró un estado de desastre. De igual manera lo hizo el gobernador de Texas, Greg Abbott, quien lanzó una declaración de desastre en los 254 condados del estado. Los gobernadores de Oklahoma y Arkanzas, Kevin Sitt y Asa Hutchinson, activaron unidades de la Guardia Nacional para ayudar a las agencias estatales en auxiliar a la población afectada.

En Lousiana se han investigado 75 accidentes relacionados con el clima en 24 horas. Se han cancelado alrededor de 3 mil vuelos en todo el país

Desde el domingo 14 de febrero, el presidente Joe Biden declaró una emergencia en Texas, destinada a enviar ayuda federal a estados y localidades.

Comentarios