Coronavirus

Moderna alista fase 1 de pruebas de su vacuna contra variante sudafricana del coronavirus

La biotecnológica Moderna dio a conocer que su nueva vacuna contra la variante sudafricana de covid-19 fue enviada a los Institutos Nacionales de Salud para el inicio de la fase uno de pruebas
miércoles, 24 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La biotecnológica estadunidense Moderna dio a conocer hoy que su nueva vacuna contra la variante sudafricana de covid-19 fue enviada a los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) para el inicio de la fase uno de pruebas.

Además, informó que realiza nuevas inversiones de capital para aumentar la capacidad en sus instalaciones de fabricación propias y asociadas.

En 2022, dijo, espera que aumente la capacidad global en aproximadamente mil 400 millones de dosis de su vacuna contra el covid-19, asumiendo una dosis de 100 μg.

De acuerdo con Moderna, las inversiones permitirán la producción adicional de la vacuna Moderna Covid-19 actual y brindarán flexibilidad para abordar la producción de posibles refuerzos que puedan ser necesarios para abordar las variantes emergentes del SARS-CoV-2.

Sobre el biológico contra la variante sudafricana, el director ejecutivo de la compañía, Stephane Bancel, sostuvo que esperan con ansias el inicio del ensayo clínico de fase 1.

“Mientras buscamos derrotar al covid-19, debemos estar atentos y ser proactivos ante el surgimiento de nuevas variantes del SARS-CoV-2. Aprovechando la flexibilidad de nuestra plataforma de ARNm, nos estamos moviendo rápidamente para probar las actualizaciones de las vacunas que abordan las variantes emergentes del virus”, añadió.

En un estudio publicado la semana pasada, Moderna mostró que la sangre de las personas que recibieron la vacuna actual posee anticuerpos neutralizantes contra las principales variantes del covid-19. Pero sólo una sexta parte de los anticuerpos protegían contra la variante B.1.351 del virus que se originó en Sudáfrica y es el objetivo de su nueva vacuna.

No está claro si ese bajo nivel de anticuerpos es suficiente para proteger a las personas contra casos sintomáticos o graves de covid-19 de esta nueva variante.

Es por eso que “por precaución” --dijo la compañía en un comunicado de prensa publicado este miércoles-- ha comenzado a trabajar en dos posibles estrategias contra la variante: dar a las personas una dosis de refuerzo de la vacuna original para aumentar los niveles de anticuerpos, y desarrollar dos vacunas específicas para variantes que podrían suministrarse en lugar de la original.

Además, aclaró que se compromete a realizar tantas actualizaciones de su vacuna como sea necesario “hasta que la pandemia esté bajo control”.

Moderna, abundó, ha producido suficiente de su vacuna específica contra la variante sudafricana, llamada mRNA-1273.351, para comenzar a probarla en personas.

Cualquier cambio en la fabricación, incluso aquellos que se hagan para combatir las nuevas variantes del virus, deberá ser aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, y no será el mismo proceso de autorización que tenían para sus inyecciones originales.

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas colaborará con los estudios clínicos para comprobar si el ARNm-1273.351 puede aumentar la inmunidad contra la variante. En su anuncio de hoy, la compañía dijo que ya ha enviado suficientes dosis de esta variante específica de vacuna necesarias para las pruebas.

Otras compañías de vacunas contra el covid-19, como Pfizer-BioNTech, Novavax, Johnson & Johnson y AstraZeneca-Oxford University, también han dicho que trabajan en nuevas versiones de sus vacunas o refuerzos para aumentar su protección.

La cepa sudafricana es considerada como una de las variantes más peligrosas de covid-19 porque logra evadir algunos de los bloqueos que establecen los anticuerpos contra las versiones antiguas del virus.

Esto implica que las personas infectadas con variantes previas son más susceptibles a volver a enfermarse, y las investigaciones han mostrado que la protección de la primera generación de vacunas es más reducida, aunque la mayoría siguen siendo efectivas.

Moderna también anunció que va a aumentar su capacidad de fabricación global para llegar a producir mil 400 millones de dosis de su vacuna en 2022.

También incrementará su plan de fabricación para 2021, de 600 millones de dosis a 700 millones. Moderna ha enviado hasta ahora 60 millones de dosis, 55 millones dentro de Estados Unidos.

Comentarios