Coronavirus

Una adulta mayor de 90 años caminó 10 kilómetros en la nieve para recibir la vacuna contra covid-19

Tras muchos intentos por conseguir una cita para conseguir la dosis, Frances Goldman logró concertarla en el Hospital de Niños de Seattle. Pero se atravesó la tormenta invernal y no quiso conducir en autopistas accidentadas, por lo que decidió ir a pie.
jueves, 25 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).-  A pesar de las fuertes tormentas invernales, una señora de 90 años caminó 10 kilómetros –cinco de ida y cinco de vuelta a su casa– en la nieve para recibir la vacuna contra covid-19 en Seattle, Estados Unidos, confirmó The New York Times.

Durante siete semanas, Frances Goldman había intentado reservar una cita para que le colocaran la dosis. Había sido elegible el mes pasado, pero ya había hecho muchos intentos por conseguir una cita: en farmacias, en sitios web, en hospitales y departamentos de salud locales e incluso le pidió ayuda a su hija y un amigo en Arizona para que le ayudaran a conseguir la cita.

El viernes 19 de febrero visitó la página del Hospital de Niños de Seatle y le dieron cita el domingo 21 de febrero. No quiso perderla, por lo que sacó sus bastones de senderismo, se quitó el polvo de las botas de nieve y salió de su casa en View Ridge.

“He aquí, apareció una lista completa de ocasiones. No podía creer lo que veía. Fui a buscar mis lentes para asegurarme de que estaba viendo bien.”

Después cayó la nieve en Seattle. No quiso conducir en autopistas accidentadas por lo que decidió ir a pie. Fue un paseo tranquilo. La gente escaseaba. Ella vislumbró el lago Washington a través de la nieve que caía. Habría sido más difícil si no se hubiera reemplazado la cadera el año pasado, contó al diario The Seattle Times.

En el hospital recibió la vacuna, se volvió a abrigar y regresó a pie por dónde había llegado, no sin antes recordar la alegría que sintió en 1955 cuando se desarrolló la vacuna contra la poliomielitis.

“Puedo recordar cuando se lanzó la vacuna contra la polio”, dijo y recordó haber llevado a sus hijos a vacunar a una escuela de Cincinnati, donde vivía.

 

Comentarios