Estados Unidos

Biden propone reformar hábitos de cooperación y reconstruir alianza democrática

Biden sostuvo que su presidencia no permitirá que Rusia y su presidente, Vladimir Putin, sigan interfiriendo en los asuntos de Estados Unidos, ni en la manipulación de otras naciones donde quiere imponer su voluntad.
jueves, 4 de febrero de 2021

WASHINGTON (apro).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exhortó a la comunidad internacional a reformar la cooperación y reconstruir las alianzas democráticas para dejar atrás los cuatro años de fricción con el mundo por la políticas del expresidente Donald Trump.

En un discurso sobre la visión de su gobierno en relaciones internacionales, Biden destacó la necesidad de restablecer el diálogo con las naciones, que en muchos casos se suspendió por las prácticas unilateralistas impuestas por Trump.

“Para comenzar --subrayó desde el Departamento de Estado--, reformar los hábitos de cooperación y reconstruir los músculos de las alianzas democráticas que han sido atrofiadas, negadas y abusadas desde hace cuatro años”.

Biden enfatizó que este proceso de reconstrucción lo inició desde el arranque de su presidencia (el pasado 20 de enero) al ponerse en contacto con sus homólogos de Canadá, México, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Japón, Corea del Sur, Australia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El presidente estadunidense manifestó que las alianzas internacionales son una gran ventaja para los intereses de su país, por lo que reforzará los hilos diplomáticos para incluso crear puentes con sus adversarios y competidores en favor de sus conciudadanos.

De manera específica, Biden sostuvo que su presidencia no permitirá que Rusia y su presidente, Vladimir Putin, sigan interfiriendo en los asuntos de Estados Unidos, ni en la manipulación de otras naciones donde quiere imponer su voluntad.

“No permitiremos las agresiones de Rusia a nuestros países aliados ni la interferencia en nuestras elecciones”, indicó al resaltar que en su conversación con Putin le hizo saber que Estados Unidos no dudará en tomar acciones para contener el intervencionismo ruso.

Asimismo, exigió al gobierno de Putin la “liberación inmediata” del líder opositor Alexei Navalny, quien –dijo-- se encuentra en prisión por denunciar la corrupción y el abuso de poder por parte del gobierno de Rusia para con sus conciudadanos.

Aunque lanzó la advertencia a Putin, el presidente de Estados Unidos resaltó que la diplomacia es la clave para incluso negociar con países enemigos, y puso como ejemplo la reciente expansión de cinco años del acuerdo de no proliferación de armas que firmó con Moscú esta semana

Combatir y derrotar a la pandemia de covid-19, afrontar al cambio climático y congelar la proliferación de armas nucleares, abundó, son los aspectos más urgentes de abordar en la agenda de las relaciones internacionales de Estados Unidos.

“Debemos empezar con la diplomacia, enraizada en los valores democráticos más aquilatados, defender a la libertad, promover la oportunidad y mantener los valores universales, respetando la aplicación de la ley y tratando a todos las personas con dignidad”, acotó.

Sin mencionarlo por nombre, en varios de los puntos que marcó como plataforma de su política exterior, Biden hizo alusión a los conflictos que generó el unilateralismo de Trump, incluso en política interna, como la sublevación y sedición con el propio gobierno federal.

“Liderar con diplomacia significa estar una vez más hombro con hombro con nuestros aliados y socios clave… competiremos desde una posición de fortaleza, renovando a las instituciones internacionales y reclamando nuestra credibilidad y autoridad moral”, afirmó.

A los funcionarios e integrantes del Servicio Exterior estadunidense, que Antony Blinken encabeza en el Departamento de Estado, el presidente los convocó a contribuir con su eficacia y pragmatismo para reconstruir y restablecer las alianzas y sociedades con el mundo.

“No lo podemos hacer solos”, remachó el mandatario para hablar de la cooperación internacional en bien de la paz, la estabilidad económica y social de todos los países del planeta.

Luego anunció algunos cambios inmediatos a la política exterior, como el alto al despliegue de tropas de su país en Europa que, aseguró, se quedarán en las bases militares de Alemania.

De igual manera, habló de la urgencia de parar el conflicto bélico en Yemen, combatir la discriminación y criminalización de personas LGBTQ en todo el planeta y parar con el totalitarismo, del que puso como ejemplo las acciones llevadas a cabo por China.

“Estados Unidos ya no puede estar ausente del escenario mundial”, proclamó Biden en lo que fue su primer discurso en política exterior desde que asumió la presidencia de su país.

Comentarios