España

Extesorero del PP pide careo con el expresidente Mariano Rajoy por caso de la Caja B

En este juicio, popularmente llamado “Papeles de Bárcenas”, y uno de los casos de corrupción política más grave en España, el PP se sienta por segunda ocasión en el banquillo de un tribunal de justicia, como responsable civil de esta trama.
lunes, 8 de febrero de 2021

MADRID (apro).- La defensa de Luis Bárcenas, el extesorero del Partido Popular (PP), pidió este lunes un careo con el expresidente del gobierno español, Mariano Rajoy, en el inicio del juicio de la llamada Caja B del PP en la Audiencia Nacional.

En este juicio, popularmente llamado “Papeles de Bárcenas”, y uno de los casos de corrupción política más grave en España, el PP se sienta por segunda ocasión en el banquillo de un tribunal de justicia, como responsable civil de esta trama.

El caso de corrupción alcanza el financiamiento de la millonaria remodelación de la sede del PP, en la calle Génova, lo que ha causado mucha controversia en el debate público.

Bárcenas asegura que el exmandatario era “perfecto conocedor” de la contabilidad en negro del partido y el pago de sobresueldos a la cúpula, dinero que jamás fue fiscalizado por Hacienda.

En las “cuestiones previas”, como se denomina en el sistema español a las claves de la estrategia de las partes en el primer día de un juicio, Gustavo Galán, el abogado de Bárcenas consideró clave para su estrategia de defensa la comparecencia de Mariano Rajoy y que se someta a un careo con su cliente.

Está previsto que comparezcan como testigos los expresidentes del gobierno de Mariano Rajoy y su antecesor, José María Aznar. Asimismo, los exsecretarios y exministros María Dolores de Cospedal, Javier Arenas, Francisco Álvarez Trillo, Rodrigo Tato y el expresidente del Senado, Pío García Escudero y el exdiputado Jaime Ignacio de Burgo.

La semana pasada, Bárcenas envió un escrito a la Fiscalía Anticorrupción, en el que asegura estar dispuesto a cooperar, ofrece algunos detalles del funcionamiento de la supuesta caja B –que él inició en 1990, pero que inició el primer tesorero, Rosendo Naseiro—, y afirma que en 2009 en una reunión en el despacho de Rajoy, donde Bárcenas le mostró la documentación de la contabilidad B, y aquel le espetó por qué tenía esa “documentación comprometedora”, que terminó destruyendo personalmente en una máquina destructora de papel, pero Rajoy desconocía que Bárcenas conservaba una copia.

Sin embargo, hasta hoy su abogado aseguró que no va a aportar evidencias sobre las presuntas comisiones de los empresarios constructores que alimentaban esa caja B a cambio de recibir como contraprestación contratos de obras y servicios en ayuntamientos y administraciones emanadas de ese partido político.

El abogado Galán sí desveló que existe una grabación que Bárcenas dijo conocer en la que se escucha a su antecesor, Álvaro Lapuerta admitir los sobresueldos a una tercera persona.

Para ello, el abogado pidió la declaración de un grupo de periodistas, entre ellos Francisco Mercado, de El País, que publicó el tema de los sobresueldos en enero de 2013.

Esta parte del juicio, explicaron fuentes jurídicas, se va a centrar en el extremo de que el PP destinó fondos procedentes de la caja B para sufragar las obras de reforma de su sede nacional en la madrileña calle Génova.

La Fiscalía Anticorrupción dio a conocer que no tiene ningún tipo de acuerdo con Bárcenas, a partir del rescrito que envió para cooperar. Hasta ahora, el Ministerio Público pide para Bárcenas otros cinco años de prisión, que se acumularían a la condena de 29 años de cárcel y un mes que ya cumple por el juicio de la primera época de la trama Gürtel.

Bárcenas ha asegurado que el PP mantiene institucionalizado un sistema de financiamiento desde 1982 a través de donativos de las compañías constructoras.

Comentarios