Internacional

EU afirma que China, Rusia e Irán intentaron interferir en elecciones presidenciales

El gobierno de Joe Biden señaló que actores afiliados a los gobiernos de China, Rusia e Irán intentaron manipular el proceso electoral presidencial de Estados Unidos del pasado 6 de noviembre.
martes, 16 de marzo de 2021

WASHINGTON DC, EU (apro).- El gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reportó que actores afiliados al gobierno de Rusia, China e Irán, intentaron de manera infructuosa manipular el proceso electoral presidencial y general de los Estados Unidos del 6 de noviembre de 2020.

Un informe elaborado por el Departamento de Justicia, de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés) la Agencia de Infraestructura y Seguridad Cibernética (CISA) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI), descubrió los intentos fallidos de intervención foránea.

“El reporte destaca que actores afiliados a los gobiernos de Rusia, China e Irán, materialmente impactaron la seguridad de ciertas redes durante las elecciones federales de 2020, pero el Departamento no encontró evidencia de manipulación foránea en los resultados”, acota el informe.

El gobierno de Biden establece que en el caso del gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin, el intento de manipulación en los votos de los electores estadunidenses fue para ayudar a la relección presidencial de Donald Trump.

Respecto a los infractores chinos el reporte apunta que aunque Beijing deseaba la relección de Trump, sus intentos estuvieron enfocados a manipular las políticas federales presionando a figuras políticas que abordan asuntos relacionados al coloso asiático.

Irán por su parte, pretendía cambiar la tendencia electoral en la posición oficial del gobierno de los Estados Unidos para con los programas de desarrollo de armas nucleares, situación de los derechos humanos y la imposición de sanciones comerciales.

“No hay datos que confirmen que los intentos de intervención extranjera fueron exitosos para manipular los resultados de la elección de presidencial ni que hayan comprometido la integridad del proceso electoral de 2020”, sustenta el reporte entregado a Biden.

La investigación abarcó múltiples denuncias públicas de que más de un gobierno extranjero era dueño o que directamente controlaba la infraestructura utilizada para los comicios de noviembre de 2020, con la que pretendían cambiar el sentido de la decisión de los votantes.

En términos concretos el Departamento de Justicia, DHS y las dos agencias federales involucradas en la pesquisa, anotan que la intención de Rusia, China e Irán era manipular directamente el conteo de los votos de la elección federal en los 50 estados de la Unión Americana.

“El Departamento de Justicia encontró como infundadas y no creíbles a las denuncias de la manipulación en el conteo de los votos”, enfatiza en una de sus partes el informe federal que expone lo que el gobierno de Trump negó en su momento, un intento de intervención extranjera.

Bajo la coordinación de la Dirección Nacional de Inteligencia (ONDI, por sus siglas en inglés), la investigación determina que los tres gobiernos extranjeros pretendían específicamente manipular la percepción pública de los votantes respecto al proceso presidencial.

“El reporte no aborda los esfuerzos para influenciar la votación u opinión de los electores”, matiza el informe, que se avocó investigar la infraestructura de los comicios respecto a los factores extranjeros que fracasaron en su intento de hacerse pasar por organizaciones políticas.

La ONDI especifica que durante el ciclo electoral de 2020, las autoridades federales, estatales, locales, organizaciones no gubernamentales y el sector privado, trabajaron juntos para contener “los esfuerzos extranjeros sin precedentes” para alterar los comicios.

“El Departamento de Justicia sigue comprometido a fortalecer de manera continua la seguridad cibernética, infraestructura, cadena de producción y manejo de riesgos para hacer más resistentes a nuestras instituciones democráticas”, concluye el informe sobre los comicios.

Comentarios