Donald Trump

Trump advierte que sería "catastrófico" para los republicanos el fin del filibusterismo en el Senado

Trump alertó que si se elimina el mecanismo conocido como filibusterismo, que permite a la minoría bloquear una votación impulsada por la mayoría de la Cámara, "será catastrófico para el Partido Republicano".
lunes, 22 de marzo de 2021

MADRID (EUROPA PRESS).- El expresidente estadunidense Donald Trump advirtió este lunes de las "consecuencias catastróficas que tendría para el Partido Republicano que los demócratas lograran eliminar el mecanismo conocido como filibusterismo, que permite a la minoría bloquear una votación impulsada por la mayoría de la Cámara.

Trump alertó durante una entrevista que los senadores demócratas que se oponen a la reforma del mecanismo "penden de un hilo" y "si se rompe, será catastrófico para el Partido Republicano".

Además, criticó la posición del portavoz republicano en el Senado, Mitch McConnell, opuesto a cualquier cambio en el mecanismo. Sin embargo, Trump considera que McConnell "debería de haber luchado", también en referencia al supuesto fraude electoral en las presidenciales de noviembre de 2020 que denuncia Trump.

"Lo que nos pasó en las elecciones presidenciales jamás podría haberles pasado a los demócratas. Habría habido una revolución si hubiese sido al revés. Literalmente habría habido una revolución y tipos como Mitch McConnell ni siquiera luchan. Ahora pende de un hilo. Está pendiente de un hilo", afirmó.

Durante décadas, tanto demócratas como republicanos han recurrido a este mecanismo, por el que la minoría puede prolongar indefinidamente el debate sobre una iniciativa legislativa hasta el punto de bloquearla mientras haya palabras pedidas al respecto.

Esta treta solo puede evitarse con 60 de los 100 votos del Senado y es clave en una legislatura como la actual, en la que demócratas y republicanos están igualados a 50 senadores y la mayoría depende del voto de calidad de la vicepresidenta, la demócrata Kamala Harris.

Por otra parte, Trump confirmó que está trabajando en el lanzamiento de su propia red social, después de que Twitter o Facebook lo expulsaran por su apoyo al asalto al Capitolio por parte de sus simpatizantes el pasado 6 de enero.

"Estoy haciendo cosas que tienen que ver con poner en marcha nuestra propia plataforma. Pronto sabrán de ello", indicó Trump en la misma entrevista. "Les contaré muy, muy pronto", aseguró.

Este mismo domingo, uno de los asesores de Trump, Jason Miller, explicó que la principal prioridad son ahora mismo las redes sociales. Trump "volverá a redes sociales en dos o tres meses con su propia plataforma", dijo Miller, al tiempo de destacar que así "redefinirá por completo el juego" y atraerá a "decenas de millones" de usuarios.

Trump y sus simpatizantes denuncian un sesgo en las principales redes sociales incluso anterior al asalto al Capitolio, unos hechos que dejaron cinco muertos y que calaron profundamente en el imaginario político estadunidense. Tras el asalto, Trump fue expulsado también de Facebook e Instagram y redes consideradas de derecha como Gab y Parler han sido muy criticadas e incluso están siendo investigadas.

Desde el relevo en la Presidencia, el pasado 20 de enero, Trump ha limitado drásticamente su presencia pública y vive en su mansión de Mar-a-Lago, en Florida, aunque mantiene su pulso por el control del Partido Republicano con vistas a una posible candidatura presidencial en 2024.

"Tiene ya más de 20 senadores y más de 50 congresistas llaman o peregrinan hasta Mar-a-Lago", destacó Miller, que emplazó a los medios de comunicación a "prestar atención este lunes a Georgia" porque Trump tendrá "un enorme apoyo nuevo".

Comentarios