Coronavirus

Es moralmente correcto ayudar a los países en desarrollo a superar la crisis por la pandemia: ONU

La emergencia sanitaria provocó que la economía mundial atravesara su peor recesión en 90 años y que alrededor de 120 millones de personas se sumieran nuevamente en la pobreza extrema, advierte el organismo al presentar su último informe sobre Financiamiento para el Desarrollo Sostenible.
jueves, 25 de marzo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La pandemia de covid-19 aumentó la desigualdad en el mundo y amenaza con frenar los avances en desarrollo de los países más pobres, advirtió la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Al presentar su último informe sobre Financiamiento para el Desarrollo Sostenible, el organismo señaló que la emergencia sanitaria provocó que la economía mundial atravesara su peor recesión en 90 años, provocando la pérdida de 114 millones de puestos de trabajo y que alrededor de 120 millones de personas se sumieran nuevamente en la pobreza extrema.

La subsecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, afirmó que la pandemia nos enseñó que ignoramos la interdependencia que tenemos a nivel mundial y que “los desastres no respetan las fronteras nacionales”.

“Un mundo divergente es una catástrofe para todos nosotros. En el interés económico de todos es moralmente correcto ayudar a los países en desarrollo a superar esta crisis", resaltó.

El informe destaca que, aunque los 16 billones de dólares en fondos de estímulo y recuperación que dispusieron los países para superar la crisis del coronavirus ayudaron a evitar los peores efectos, menos del 20% se gastó en países en desarrollo. Mientras que de los 38 países que iniciaron sus campañas de vacunación en enero pasado, solo 9 no eran países desarrollados.

Además, alerta que la situación en los países más pobres es profundamente preocupante y podría retrasar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible previstos para 2030 otros 10 años más, por lo que instó a los gobiernos a tomar medidas inmediatas para ayudarlos a superar los estragos de la pandemia.

Asimismo, pide a los países rechazar el nacionalismo de las vacunas y aumentar las contribuciones al Acelerador de Herramientas de Acceso Covid-19 para alcanzar los más de 20 mil millones de dólares que se necesitan en 2021; cumplir el compromiso de ayuda al desarrollo del 0.7% del PIB y proporcionar nueva financiación en condiciones favorables para los países en desarrollo.

"La creciente brecha entre países ricos y pobres es preocupantemente regresiva y requiere una corrección inmediata del rumbo", dijo Liu Zhenmin, subsecretario general del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales.

“Se debe ayudar a los países no solo a mantenerse a flote financieramente, sino también a invertir en su propio desarrollo. Para reconstruir mejor, tanto el sector público como el privado deben invertir en capital humano, protección social e infraestructura y tecnología sostenibles”, agregó.

En este sentido, el organismo señaló que la inversión sostenible en infraestructura reduciría los riesgos y haría que el mundo fuera más resistente a las crisis futuras. También crearía crecimiento, permitiría una vida mejor para millones de personas y combatiría el cambio climático.

La ONU estimó que invertir entre 70 mil y 120 mil millones de dólares durante los próximos dos años, y entre 20 mil y 40 mil millones a partir de entonces, reduciría significativamente la probabilidad de otra pandemia, en contraste con los billones de dólares gastados en daños económicos causados por el covid-19. Sin embargo, la mayoría de los países en desarrollo no tienen espacio fiscal suficiente para hacer esa inversión.

El informe también recomienda encontrar una solución global para la tributación de la economía digital para combatir la evasión fiscal de las empresas, reducir la competencia fiscal dañina y utilizar mejor la tecnología para combatir los flujos financieros ilícitos.

Comentarios