Italia

En plena misa y ante su obispo, un cura renuncia al sacerdocio y confiesa su amor por una mujer

Riccardo Ceccobelli, de 41 años, graduado con honores en Teología, dio el sorpresivo anuncio en la misa dominical en una iglesia de la provincia italiana de Perugia.
martes, 13 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En plena misa dominical, un sacerdote italiano dio a conocer frente al obispo de su diócesis que dejaría los hábitos por estar enamorado de una mujer.

“Mi corazón se enamoró, nunca he tenido la posibilidad de traicionar las promesas que hice, pero quiero intentar vivir este amor, sin sublimarlo, sin quitarlo”, confesó Riccardo Ceccobelli, cura de 41 años de la diócesis de Ovieto-Todi, a su superior, el obispo Gualtiero Sigismondi.

El anuncio ocurrió durante la misa dominical en Massa Martana, localidad de la provincia de Perugia, Italia. De acuerdo con la narración del diario italiano Il Corriere della Sera, primero habló el obispo ante los fieles y luego el cura, quien confesó en ese momento que amaba a la Iglesia Católica pero también a una mujer.

“Agradezco a don Riccardo todo el servicio prestado hasta ahora. Y, en primer lugar, le envío mis más sinceros deseos para que esa decisión, tomada en plena libertad, como él mismo me dijo, le garantice la paz y la serenidad”, declaró el obispo Sigismondi en un comunicado.

El martes, el párroco contó su historia a la prensa, luego de ser suspendido del servicio y de iniciar los trámites para volver al estado laico, según informó la diócesis.

Dijo que tomar la decisión de abandonar la sotana, anunciarla en la misa dominical y cambiar su vida fue difícil porque ama y respeta a la iglesia.

“No logro ser coherente, transparente y correcto con la iglesia como lo he sido hasta ahora”, aseguró según el diario Il Corriere della Sera, donde se publicó que, en su pueblo, “todo el mundo sabía” que estaba con una mujer.

“El anuncio fue hecho a los fieles por el obispo Gualtiero Sigismondi durante la última misa dominical en Massa Martana. Los feligreses se subieron a los bancos. Pero todos lo sabían desde hacía algún tiempo. La noticia estaba circulando. Don Riccardo había sido visto paseando con una mujer. Sin escándalo, fue la abuela Quintilia el mes pasado quien anunció el asunto al primo del cura: ‘Sabes, Riccardo es desafiante. Ahí está esta chica’. Don Riccardo pidió la dispensa del celibato sacerdotal y la reducción al estado laical”, dice la crónica del diario italiano.

La madre de Riccardo, Mirella, comentó que ambos pertenecen a una familia católica y ella había rezado para que su hijo fuera sacerdote.

“Ricardo es de buen carácter, era parte de Acción Católica, de joven ya había tenido una mujer, quizás más, pero no me sorprendió cuando me dijo que quería ser sacerdote. Una vida vivida. Él es así, es franco. Anteayer estuve hablando con mi hermano al respecto.”

Cuando Riccardo estudio teología, se graduó con honores y anunció que quería ser sacerdote, contó el primo.

“Se le consideraba un chico guapo, que trabajaba como obrero en una fábrica y al que quizá le hubiera gustado ver formar una familia. Un sacerdote lo invitó a seguirlo a Albania y fue allí donde tuvo su conversión. Dijo: ‘He visto pobreza absoluta, no me es posible quejarme de todo y hay gente que no tiene nada’”.

           

Más de

Comentarios

Otras Noticias