Coronavirus

CELAC se compromete a unir esfuerzos para lograr autosuficiencia de vacunas contra el covid-19

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) se comprometió a unir esfuerzos para lograr la autosuficiencia de vacunas contra el covid-19.
viernes, 16 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) se comprometió este jueves a unir esfuerzos para lograr la autosuficiencia de vacunas contra el covid-19.

Durante el encuentro virtual “Desarrollo tecnológico de vacunas CELAC contra el covid-19”, los representantes de proyectos nacionales de vacunación de países como Argentina, Brasil y Cuba coincidieron en la importancia del desarrollo de biológicos en la región.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y presidente pro tempore de la CELAC, Marcelo Ebrard Casaubón, recordó que actualmente hay cuatro vacunas en fase clínica en la región, lo cual es motivo de esperanza “porque demuestra que sí podemos desarrollar nuestras propias vacunas y reducir drásticamente la dependencia del exterior”.

El canciller recordó que, durante la pandemia, la dependencia hacia otros países ha provocado que en algunas regiones haya retrasos en la entrega de las vacunas, dificultades o incluso la imposibilidad de inmunizar a los trabajadores que combaten la enfermedad en la primera línea, por lo que aseguró que México dará preferencia a los biológicos que se desarrollen en la región en los próximos ciclos de vacunación.

“Necesitamos compartir experiencias para lograr desarrollar una vacuna segura y poder lograr la inmunidad de rebaño lo más pronto posible en la región”, afirmó a su vez el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

Asimismo, llamó a los países miembros de la CELAC a contrarrestar la dependencia científica y tecnológica y ofrecer los esfuerzos y conocimiento en favor del escenario global, y aseguró que la región cuenta con la capacidad técnica para desarrollar vacunas y estrategias de salud pública para alcanzar una inmunización duradera y necesaria.

Wiechers recordó que la UNAM participa en tres de las seis vacunas mexicanas que se encuentran en desarrollo. La institución académica participó en las pruebas complementarias de la vacuna que es desarrollada por la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, los laboratorios Avimex, el IMSS y el Cinvestav, y ahora encabezará el grupo de investigación en la fase clínica.

Otra de las vacunas es desarrollada por el grupo de la investigadora Laura Alicia Palomares en el Instituto de Biotecnología (IBt) de la UNAM, y la tercera es liderada por el investigador Juan Pedro Laclette San Román, el Grupo Farmacéutico Neolpharma y el Instituto de Investigaciones Biomédicas.

Además, resaltó que destacados universitarios colaboran en la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias del grupo COVAX para la distribución equitativa de vacunas, y que la UNAM será sede de un laboratorio para la medición de la respuesta inmune de los biológicos.

“Todo este grupo y su integración es una respuesta a la necesidad de construir un espacio libre para el desarrollo de vacunas que necesitamos compartir en la región, para analizar los tratamientos, y para el monitoreo del potencial pandémico”, destacó.

Por su parte, la secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena Ibarra, consideró que la pandemia abrió la posibilidad de reevaluar las capacidades y políticas para fortalecer los sistemas locales, la fabricación de los biológicos y la innovación en los diversos sectores asociados a la salud.

Bárcena llamó a modificar los esquemas de compras anticipadas que benefician a unos cuantos países y se unió al llamado de México y la CELAC para el acceso equitativo a los biológicos y a la solicitud a Estados Unidos para que comparta con el continente su excedente de vacunas.

La experta también indicó que la democratización de la producción de vacunas implica tomar posiciones colectivas para la exención temporal de patentes, fortalecer la industria farmacéutica con énfasis en vacunas, así como los sistemas locales de investigación e innovación.

En su oportunidad, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, indicó que América Latina y el Caribe deben prepararse para eventos futuros a través del impulso a la ciencia, la tecnología y la innovación, desarrollar la industria farmacéutica y asegurar la salud pública.

Al respecto, el director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Arturo Reyes Sandoval, recordó que hoy el mundo se enfrenta al covid-19, pero que también debe enfrentarse a problemas regionales como el dengue.

“Debemos aprender la lección y crear y fomentar la infraestructura. Una de las piezas clave para que nuestras vacunas y biológicos cumplan su objetivo, es la presencia de fondos. Ya vimos que los investigadores de nuestras universidades tienen la capacidad, el ingenio y la posibilidad de desarrollar metodologías. Lo que nos falta es más inversión”, concluyó.

Comentarios