Universidad de Oxford

Oxford pagará siete mil dólares a pacientes curados de covid para reinfectarlos con cepa original

Se trata de un estudio de desafío que permitirá realizar mediciones precisar para saber cuándo alguien está infectado, y la información del trabajo les permitirá diseñar mejores vacunas y tratamientos, así como comprender si las personas están protegidas después de tener covid-19 y cuánto tiempo.
miércoles, 21 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO. – Investigadores de la Universidad de Oxford lanzaron un ensayo de “desafío humano” para saber cómo reaccionará el sistema inmunológico de voluntarios que padecieron covid-19 y serán reinfectados con la cepa original del virus encontrada en Wuhan, China. Por participar les pagarán 7 mil dólares (casi 140 mil pesos mexicanos).

Un estudio de desafío les permitirá realizar las mediciones con precisión para saber exactamente cuándo alguien está infectado y la información del trabajo les permitirá diseñar mejores vacunas y tratamientos, así como comprender si las personas están protegidas después de tener covid-19 y por cuánto tiempo, indicaron en redes sociales.

“Los hallazgos podrían tener implicaciones importantes sobre cómo manejamos covid-19 en el futuro, e informan no solo el desarrollo de vacunas, sino también la investigación sobre la gama de tratamientos efectivos que también se necesitan con urgencia.

“Mantener el ritmo de la investigación y el desarrollo científicos, a través de estudios cruciales como este, sigue siendo la única forma en que realmente nos adelantaremos a esta pandemia y la controlaremos”, indicó Shobana Balasingam, asesor senior de investigación de Wellcome Trust, la organización que está financiando el estudio.

¿En qué consiste el estudio?

Los participantes serán puestos en cuarentena en una suite hospitalaria especialmente diseñada durante un mínimo de 17 días bajo el cuidado del equipo de investigación. Se someterán a numerosas pruebas médicas, incluidas tomografías computarizadas de los pulmones y resonancias magnéticas del corazón.

Los riesgos, indicaron los investigadores, se minimizarán asegurándose de que quienes participen estén completamente en forma y se hayan recuperado por completo de su primera infección con covid-19.

El estudio se llevará a cabo en dos fases con diferentes participantes. La primera inició en abril de 2021 y se colocará la dosis más baja del virus al 50% de las personas previamente infectadas de forma natural, es decir, a 32 personas, quienes producirán pocos o ningún síntoma.

“Para la fase uno, hasta 64 participantes sanos entre las edades de 18 a 30 años que hayan sido previamente infectados naturalmente con covid-19 serán re-expuestos al virus en condiciones cuidadosamente controladas.”

La fase uno tendrá dos grupos: uno de 24 voluntarios que recibirán cantidades de dosis crecientes hasta encontrar la dosis óptima y el segundo, de 10 a 40 voluntarios que obtendrán la dosis óptima.

 “Cualquier participante que desarrolle algún síntoma recibirá tratamiento médico con el tratamiento con anticuerpos monoclonales Regeneron. Solo serán dados de alta de la unidad de cuarentena cuando ya no estén infectados y no corran el riesgo de infectar a otros”.

La duración del estudio será de 12 meses, incluido un mínimo de ocho citas de seguimiento después del alta y la participación en el estudio es completamente voluntaria.

“Los estudios de desafío nos dicen cosas que otros estudios no pueden porque, a diferencia de las infecciones naturales, están estrictamente controladas. Cuando re-infectemos a estos participantes, sabremos exactamente cómo ha reaccionado su sistema inmunológico a la primera infección por covid-19, exactamente cuando ocurre la segunda infección y exactamente la cantidad que contrajeron.

“Además de mejorar nuestra comprensión básica, esto puede ayudarnos a diseñar pruebas que puedan predecir con precisión si las personas están protegidas.”

Segunda fase

En la segunda fase que se espera comience en el verano de 2021, todos los participantes estarán infectados con las dosis estandarizadas del virus establecido en la fase 1.

En la fase dos se explorarán dos cosas diferentes. Primero, definirán con mucho cuidado la respuesta inmune de referencia en los voluntarios, antes de infectarlos. Luego, los infectarán con la dosis del virus elegida del estudio 1 y medirán la cantidad de virus que pueden detectar después de la infección.

“Entonces podremos comprender qué tipo de respuestas inmunitarias protegen contra la reinfección. En segundo lugar, mediremos la respuesta inmune en varios puntos de tiempo después de la infección para que podamos comprender qué respuesta inmune genera el virus.”

Este estudio está financiado por Wellcome Trust. El asesor senior de esta organización, Shobana Balasingam, consideró que todavía hay muchas incógnitas en torno al virus y los estudios de infecciones humanas podrán permitirles aprender mucho sobre covid-19, ya que tiene el potencial de proporcionar datos de alta calidad sobre cómo responde el sistema inmunológico a una segunda infección del coronavirus.

 

Comentarios