Estados Unidos

EU e Irak acuerdan que no habrá bases militares extranjeras en territorio iraquí

"Las bases con presencia estadunidense y de la coalición son instalaciones iraquíes y su presencia es únicamente para apoyar el esfuerzo de Irak en la lucha contra el Estado Islámico", señala el Departamento de Estado.
jueves, 8 de abril de 2021

MADRID (EUROPA PRESS).- Washington y Bagdad acordaron este miércoles que no habrá bases extranjeras en territorio iraquí, que "únicamente" acogerá a soldados estadunidenses y de la coalición internacional para ayudar en su lucha contra Estado Islámico.

"Las bases con presencia estadunidense y de la coalición son instalaciones iraquíes y su presencia es únicamente para apoyar el esfuerzo de Irak en la lucha contra Estado Islámico", señala el Departamento de Estado de Estados Unidos, con motivo del tercer encuentro entre ambos países para abordar la situación en Irak.

Washington señaló que la presencia estadunidense en Irak es fruto de una "invitación" del gobierno iraquí "para apoyar" a sus Fuerzas de Seguridad en su lucha contra este grupo terrorista, centrándose "en tareas de entrenamiento y asesoramiento".

Por su parte, el asesor de Seguridad Nacional de Irak, Qasim al Araji, aseguró que Estados Unidos "ha prometido" retirar de Irak "una cantidad importante de sus efectivos".

Se trata del tercer encuentro que mantienen ambos países para delimitar el estatus de las tropas estadunidenses en Irak, así como un repliegue de las mismas, desde que en junio de 2020 comenzara la primera ronda de estos diálogos.

En la segunda de esas reuniones, celebrada en la Casa Blanca en agosto del año pasado por el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió que la presencia de las tropas de la coalición internacional se retirarían por completo de Irak a lo largo de los tres próximos años.

El 5 de mayo pasado, el Parlamento de Irak aprobó por mayoría expulsar a las tropas extranjeras de su territorio, así como revisar sus políticas de cooperación internacional después del asesinato, dos días antes, del general iraní Qasem Soleimaní cuando se encontraba en el Aeropuerto de Bagdad.

"Los dos países reafirmaron la importancia de la relación estratégica y su determinación de continuar tomando medidas para mejorarla en interés de ambos para lograr seguridad, estabilidad y prosperidad en la región", cierra el comunicado del Departamento de Estado, en el que también se hace referencia a otras cuestiones como la lucha contra el coronavirus, la mejora de las libertades sociales en Irak, o una reforma del sector energético.

Comentarios