Organización de las Naciones Unidas

La ONU demanda liberar de inmediato a periodista bielorruso

"Tal abuso del poder del Estado contra un periodista por ejercer funciones protegidas por el derecho internacional merece la más enérgica condena", afirmó Rupert Colville, portavoz de la alta comisionada Michelle Bachelet.
martes, 25 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pidió la liberación inmediata del periodista bielorruso Roman Protasevich y la estudiante rusa Sofia Sapega. 

El portavoz de la oficina, Rupert Colville, declaró en conferencia de prensa que la amenaza de uso de la fuerza militar aplicada para secuestrar a Protasevich y su pareja de la jurisdicción de otro Estado y llevarlo a la jurisdicción de Bielorrusia “equivale a una entrega extraordinaria”.

“Tal abuso del poder del Estado contra un periodista por ejercer funciones protegidas por el derecho internacional merece la más enérgica condena”, afirmó, y comentó que la Oficina teme por la seguridad del periodista, sobre todo después de que apareciera en la televisión estatal con heridas en su rostro.

“Lo más probable es que esa aparición no fuera voluntaria y su ‘confesión’ de haber cometido graves crímenes haya sido forzada. La información obtenida bajo coacción no puede ser usada contra el señor Protasevich en ningún proceso legal. Esas confesiones están prohibidas por la Convención contra la Tortura", señaló.

Colville recordó que el domingo pasado la pareja fue detenida luego de que el avión en el que viajaban fuera desviado a Bielorrusia con el propósito de capturar al periodista y señaló que el castigo a un profesional de la información por el mero hecho de ser crítico del gobierno constituye una violación del artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

“Este arresto arbitrario es una señal de la muy preocupante escalada de represión de las voces disidentes, no solo de los periodistas, sino también de los defensores de los derechos humanos bielorrusos y otros actores de la sociedad civil, incluidos los que viven en el extranjero”, concluyó.

Por su parte, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, manifestó su preocupación por el deterioro de la situación de los derechos humanos en Bielorrusia luego de las elecciones presidenciales de agosto pasado y exhortó a las autoridades a apegarse a sus obligaciones internacionales en la materia.

Comentarios