Australia

Por plaga de ratas, desalojan a cientos de reos en Australia

La incontrolable plaga de ratones que azota a Australia desde el año pasado orilló a desalojar a cientos reos de la cárcel de Nueva Gales del Sur.
martes, 22 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La incontrolable plaga de ratones que azota a Australia desde el año pasado, que acaban con cultivos, invaden viviendas e incluso se suben a los pantalones de la gente, orilló a desalojar a cientos reos de la cárcel de Nueva Gales del Sur.

“La salud, la seguridad y el bienestar del personal y de los reclusos son nuestra prioridad número uno, por eso es importante actuar cuánto antes para realizar las obras de reparación” de los techos y cables que royeron las ratas del centro penitenciario de Wellington.

En total fueron desalojados 420 presos y 200 miembros del personal y serán trasladados a otros centros penitenciarios antes de que termine junio.

“Queremos hacer estas obras una sola vez para dejar de ser víctimas de este flagelo”, informó el subcomisario de la administración penitenciaria, Kevin Corcoran.

El experto de la agencia gubernamental científica CSIRO, Steve Henry, confirmó que la gente, literalmente, se está atando cuerdas alrededor de sus pantalones, porque no quieren que se les suban los roedores.

Los agricultores y ganaderos del área rural de Nueva Gales del Sur, en la zona meridional del estado de Queensland, deben enfrentar la contaminación de los alimentos de sus animales infectados de leptospirosis, enfermedad transmisible por agua contaminada por la orina de otros infectados, informó 20 minutos.

“Es una crisis económica y sanitaria. Desde la contaminación de la comida y el agua por los ratones, hasta las enfermedades que propagan. Esta plaga está afectando más que los cultivos, sin mencionar el estrés que causa”, señaló esta semana la directora Ejecutiva de la Asociación de Mujeres Rurales de la región, Danica Leys.

Además de esta plaga, los agricultores deben enfrentar la seguía, incendios, inundaciones e invertir alrededor de 11 mil euros en raticidas para cubrir un área de mil hectáreas antes de empezar a sembrar.

“En muchas áreas los granjeros ya están en su tercera o cuarta onda de veneno y los costos se incrementan sin que se perciba una solución a la vista”, añadió el presidente del Comité de Granos de NSW Farmers, Mattew Madden.

El 17 de junio, el gobierno de Nueva Gales Sur anunció un paquete de 32 millones de euros para proveer de manera gratuita el raticida bromadiolone para los ratones que es, para el ministro de Agricultura, Adam Marshal, un napalm, indicó ABC.

El 29 de marzo, las personas que viven en Nueva Gales del Sur, Australia, dormían, cientos de ratas entraron a sus casas buscando comida. Otros las encontraron adentro de sus hogares provocándoles problemas, de acuerdo con las historias que cuentan en redes sociales.

“Por la noche el suelo se mueve con miles y miles de ratones corriendo”, indicó Ron McKay, un agricultor entrevistado por la televisión australiana ABC.

Informó que los supermercados de la zona de Gilgranda han tenido que almacenar todos los alimentos en contenedores sellados, mientras que hay un reporte de al menos tres personas mordidas por estos animales, informó Express Online, citado por la agencia Ansa.

Una larga sequía por la escasez de lluvia y las abundantes cosechas provocó que estos roedores se dedicaran a comérselas de las granjas y se reprodujeron al grado de atemorizar a los australianos.

“Una vista previa de tu próxima pesadilla. Esta madre de un recién nacido está loca después de ser mordida por ratones mientras duerme. Mira, mientras uno se arrastra fuera de su almohada.”

También compartieron videos cortos los usuarios de TikTok de las ratas de tiendas y supermercados.

Otro:

Los australianos esperan que se tomen medidas para acabar con esta plaga o llegue la temporada de lluvia para que ahuyente a las ratas.

“En Nueva Gales del Sur, Australia, están asustados. Desde hace meses conviven con una plaga de ratones y ratas que están en las calles y en sus propias casas, incluso dentro de las camas de los ciudadanos.”

Cuentan que hay personas que han sido mordidas y ni con drones que avientan veneno pueden exterminarlas.

“Literalmente invadidas por ratas”, es la descripción que hacen medios de comunicación británicos y australianos de esta situación.

Más de

Comentarios