Unicef

Unicef condena reclutamiento de niños soldado en Burkina Faso

El gobierno afirmó que los autores de la masacre de Solhan y que dejó al menos 160 civiles muertos, fueron niños de entre 12 y 14 años.
jueves, 24 de junio de 2021

MADRID (EUROPA PRESS).- El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) condenó este jueves el reclutamiento de niños soldado por parte de grupos armados de Burkina Faso, después de que el Gobierno afirmara que la matanza de Solhan, en la que fueron asesinados más de 150 civiles, fue ejecutada en su mayoría por menores de entre doce y catorce años.

"Condenamos firmemente el reclutamiento de niños y adolescentes por parte de grupos armados no estatales. Es una grave violación de sus derechos fundamentales", dijo la representante de Unicef en el país africano, Sandra Lattouf.

"Recordamos que las poblaciones civiles nunca deben ser víctimas u objetivos de los ataques. Las familias y los niños deben ser protegidos en todas partes y en todo momento", ha señalado. El organismo ha resaltado que ha desplegado ayuda de emergencia para apoyar a más de 13,000 desplazados por la matanza, entre ellos 9,000 niños.

En este sentido, Lattouf ha subrayado que "tras esta atrocidad era esencial dar apoyo humanitario inmediato a la población y satisfacer sus necesidades prioritarias", entre las que ha enumerado "la higiene, el cobijo, la comida y el apoyo para la continuidad de la educación".

Unicef ha manifestado que en estos momentos hay más de 300,000 niños sin escolarizar a causa del cierre de 2,244 escuelas por la violencia, cifra que supone el diez por ciento de los centros educativos del país. Asimismo, cerca de 800,000 personas no cuentan con atención médica por el cierre de centros de salud.

"Los niños de Burkina Faso están pagando un alto precio. Junto a las agencias de la ONU y nuestros socios, estamos movilizando nuestros recursos para llegar a familias y niños en las zonas más aisladas", ha argüido Lattouf, según un comunicado publicado por Unicef.

"Mientras redoblamos nuestros esfuerzos para apoyar a las autoridades a la hora de hacer frente a esta crisis humanitaria en zonas especialmente afectadas, estamos apoyando al Gobierno a nivel nacional para expandir el acceso a la protección social, la sanidad y la educación para niños y jóvenes del país", ha destacado.

Por último, Lattouf ha apostado por "mantener la promesa hecha en la Carta Africana sobre los Derechos y el Bienestar del Niño: proteger a todos los niños de las consecuencias del conflicto armado, otros desastres y emergencias". "Redoblemos juntos nuestros esfuerzos para proteger a los niños de Burkina Faso", ha remachado.

Las palabras de Lattouf han llegado un día después de que el portavoz de Gobierno burkinés, Ousseni Tamboura, afirmara que las investigaciones en torno a la matanza en Solhan, la más grave sufrida por el país, han revelado que "los atacantes eran en su mayoría niños de entre 12 y 14 años".

Los sospechosos detenidos habrían dado nombres relacionados con el grupo que estaría detrás del ataque, vinculado con la coalición yihadista Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), filial de Al Qaeda en Malí, a pesar de que el JNIM se ha desvinculado públicamente del suceso a través de un comunicado difundido por sus canales de propaganda.

Burkina Faso ha experimentado un aumento significativo de los ataques terroristas desde 2015, incluido el perpetrado en abril de 2021 que se saldó con la muerte de los periodistas españoles David Beriáin y Roberto Fraile, así como al ciudadano irlandés Rory Young.

Comentarios