Estados Unidos

Trump presionó al Departamento de Justicia para anular la elección presidencial

Donald Trump presionó al Departamento de Justicia para anular los resultados de las elecciones presidenciales, según una conversación telefónica revelada por el que fuera fiscal general adjunto, Richard Donoghue.
viernes, 30 de julio de 2021

MADRID (Europa Press).– El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, habría presionado al Departamento de Justicia para anular los resultados de las pasadas elecciones presidenciales de noviembre, según una conversación telefónica revelada por el que fuera fiscal general adjunto, Richard Donoghue.

“Solo di que las elecciones estuvieron corrompidas, el resto déjemelo a mi y a los congresistas republicanos”, espetó Trump al que por entonces era fiscal general interino, Jeffrey Rosen, según las notas que Donoghue tomó de aquella conversación telefónica del 27 de diciembre, y que han sido ahora facilitadas al Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes.

“Estas notas muestran que el presidente Trump ordenó directamente a la principal agencia de aplicación de la ley de nuestra nación que tomara medidas para anular unas elecciones libres y justas”, denunció en un comunicado la presidenta de Supervisión de la Cámara de Representantes, Carolyn Maloney.

Estas notas a mano son parte de una serie de documentos entregados a esta comisión de la Cámara de Representantes por parte de Donoghue, quien asumió, junto a Rosen, los primeros puestos de responsabilidad del Departamento de Justicia durante las últimas semanas de Trump en la Casa Blanca tras la renuncia del que era fiscal general, William Barr.

“Tenemos la obligación de decirle a la gente que esta fue una elección ilegal y corrupta”, insiste Trump, según estas notas, en las que también asegura que “la gente está enfadada” por la “inacción” del Departamento de Justicia en esta cuestión, informa la cadena CNN.

Los cauces de la conversación transcurrieron Rosen y Donoghue defendiendo su trabajo y haciéndole saber Trump que “gran parte de la información que está recibiendo es falsa”, refutando, por ejemplo, las aseveraciones del expresidente de que en el estado de Michigan se produjo una tasa de error del 68 por ciento en el recuento, cuando apenas fue del 0.0063 por ciento.

“Es posible que ustedes no estén en Internet como yo”, argumentó Trump, según estas notas, en las que los fiscales insistieron en el que el Departamento de Justicia no podía “chasquear los dedos y cambiar el resultado de las elecciones”.

Después de que Trump no encontrara la disposición que esperaba de sus fiscales, sugirió la posibilidad de reemplazar a Rosen por su entonces asistente, Jeffrey Clark, pues “es genial, debería incluirle. La gente quiere que reemplace el liderazgo del Departamento de Justicia”.

Según el diario The New York Times, Clark habría presionado a Trump para que prescindiera de Rosen y se sirviera del Departamento de Justicia para tratar de deshacer los resultados electorales en Georgia, después de que la Casa Blanca pidiera que Clark investigara los supuestos problemas que habría en las firmas de algunas actas electorales en ese estado.

Comentarios