Estados Unidos

Imparable, el aumento en la demanda de drogas en EU

Con las cifras de estupefacientes decomisados, el Buró de Aduanas y Protección Fronteriza y el Departamento de Seguridad Interior (CBP y DHS por sus siglas en inglés, respectivamente) expusieron un panorama que refleja el fracaso de Washington para detener la drogadicción.
jueves, 12 de agosto de 2021

WASHINGTON (apro) .- Gente de Estados Unidos adicta a las drogas ilícitas de todo tipo parece tener un apetito imparable, lo que se refleja en el incremento de enervantes confiscados en julio pasado en la frontera con México.

Con las cifras de estupefacientes decomisados, el Buró de Aduanas y Protección Fronteriza y el Departamento de Seguridad Interior (CBP y DHS por sus siglas en inglés, respectivamente) expusieron un panorama que refleja el fracaso de Washington para detener la drogadicción.

Durante el séptimo mes de 2021, el CBP registró un aumento de 91% en la confiscación de cocaína, 20% en metanfetaminas y 17% en heroína, aunque con una caída de 17% en los decomisos de fentanilo.

Ante el incremento en la incautación de cocaína, heroína y metanfetaminas, ni el CBP ni el DHS hicieron comentarios adicionales sobre lo ocurrido en su frontera sur.

Las estadísticas reflejan claramente que la parte de la sociedad estadunidense adicta a las drogas ilícitas mantiene vivo el mercado negro, que aprovecha el narcotráfico mexicano, lo que se refleja en la disputa por el negocio multimillonario entre los cárteles de México.

La subida de 91% en la confiscación de cocaína se traduce también en la explicación de por qué los cárteles del narcotráfico mexicano continúan manteniendo una gran colaboración con sus contrapartes de Colombia, principales productores y vendedores del alcaloide.

Apenas en junio pasado, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) del gobierno federal estadunidense dio a conocer que el incontenible consumo de drogas sintéticas provoca la muerte de 255 personas diariamente a causa de sobredosis.

Comentarios