Afganistán

El Pentágono pone en estado de alerta a tropas en Afganistán tras baja de 12 elementos en Kabul

“Los terroristas les quitaron la vida en el preciso momento que estos soldados estaban tratando de salvar la de otras personas”, señaló el general Lloyd Austin, secretario de Defensa del gobierno del presidente estadunidense, Joe Biden.
jueves, 26 de agosto de 2021

WASHINGTON (apro) – El Departamento de Defensa de Estados Unidos puso en estado de alerta a sus más de cinco mil soldados apostados en Afganistán, luego del ataque terrorista suicida que le costó la vida a 12 de sus elementos en las inmediaciones del aeropuerto en Kabul.

“Los terroristas les quitaron la vida en el preciso momento que estos soldados estaban tratando de salvar la de otras personas”, señaló el general Lloyd Austin, secretario de Defensa del gobierno del presidente estadunidense, Joe Biden.

“No nos distraeremos de la tarea que estamos llevando a cabo, continuaremos haciendo lo que estamos haciendo especialmente ahora, de lo contrario no honraríamos el propósito y sacrificio de los hombres y mujeres que sirven a nuestro y al pueblo de Afganistán”, acotó Austin.

El ataque terrorista suicida en Kabul le costó la vida a los 12 soldados estadunidenses y a varios ciudadanos civiles, amén de las decenas de heridos, cuando el aeropuerto de Kabul había sido cerrado.

Antes del atentado terrorista las tropas estadunidenses coordinaban la logística de evacuación aérea de ciudadanos estadunidenses y afganos desde el aeropuerto de Kabul, cuando el aeródromo fue cerrado ante la amenaza del ataque que se concretó horas después.

En el Pentágono se informó que fueron puestos en estado de alerta los más de cinco mil soldados que envió a Afganistán para las operaciones de evacuación, que de acuerdo con el plazo fijado por el presidente Biden; deben concluir este 31 de agosto.

Varios funcionarios de los servicios de inteligencia de Estados Unidos han informado que el ataque terrorista suicida fue llevado a cabo y orquestado por elementos del Estado Islámico-K (ISIS, por sus siglas en inglés), aunque no se sabe si en coordinación con los Talibán.

En la Casa Blanca la tensión por el incidente se percibió ante al anuncio de que Biden posponía para este viernes 27 de agosto, la reunión que tenía programada para este día con el primer ministro de Israel, Naftali Bennett.

Desde que anunció su determinación irrevocable de evacuar de Afganistán a todos los estadunidenses y afganos que cooperaron con el Pentágono durante los 20 años de ocupación militar, Biden advirtió a los Talibán que cualquier incidente para entorpecer la operación con ataques; sería correspondido con la fuerza la fuerza bélica de su país.

La Casa Blanca, el Pentágono y el Departamento de Estado, se han mantenido al margen de señalar si los Talibán, ahora dueños del control y gobierno de Afganistán tuvieron algo que ver con el ataque terrorista.

Biden, que fue informado inmediatamente del ataque en Kabul, se ha mantenido en reuniones con sus asesores militares, del Departamento de Estado y del Consejo de Seguridad Nacional, al tiempo que haciendo y tomando llamadas de líderes de países aliados.

La tensión que permea en Washington es con respeto a la posibilidad de que, en represalia por el ataque y la perdida de vida de los 12 elementos del Pentágono, Biden ordene un ataque estratégico contra objetivos de ISIS-K, lo cual que por ende complicaría las operaciones de evacuación.

La Casa Blanca informó este jueves que desde el pasado 14 de julio a la fecha, que de Afganistán han sido evacuadas unas 105 mil personas y hasta este miércoles por la tarde el Departamento de Estado afirmaba que quedaban unos 1500 estadunidenses por evacuar de ese país.

 

 

 

Comentarios