Coronavirus

Protección de la vacuna Pfizer-BioNTech disminuye a partir de la quinta semana: estudio

Un estudio realizado en Qatar reveló que la efectividad de la vacuna Pfizer-BioNTech comienza a disminuir cinco semanas después de que se aplica la segunda dosis.
viernes, 27 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La protección inducida por la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech (BNT162b2) contra el covid-19 parece disminuir rápidamente después de su pico tras la segunda dosis, señaló un estudio preliminar y no certificado sobre la merma de la protección de esta vacuna contra el coronavirus en Qatar.

Bajo la advertencia, hecha por medRxiv, un servicio de informes preliminares de trabajos que no han sido certificados por pares, de que no se debe publicar en los medios de comunicación como información prestablecida ni usarse para guiar la práctica clínica, destacó que este reporte se hizo por la preocupación sobre la disminución de la protección de esta vacuna.

El biológico BNT162b2 fue producido por las empresas Pfizer, de Estados Unidos, y BioNTech, de Alemania, y se realizó en Qatar porque en ese país árabe las variantes Beta y Delta han dominado la incidencia y las pruebas de PCR se realizan a escala masiva.

“Se usó un estudio de casos y controles con prueba negativa emparejada para estimar la efectividad de la vacuna contra la infección por SARS-CoV-2 y contra cualquier enfermedad covid-19 grave, crítica o mortal, entre el 1 de enero y el 15 de agosto de 2021”, señaló.

Entre los resultados, se reveló que “la efectividad estimada de la vacuna de Pfizer y BioNTech contra cualquier infección, asintomática o sintomática, fue insignificante durante las dos primeras semanas. Después de la primera dosis aumentó 36.5%, en la tercera semana después de la primera dosis. Alcanzó su pico en 72.1% en las primeras cinco semanas después de la segunda dosis”, informó.

Después, indicó, la eficacia disminuyó gradualmente y se aceleró 15 semanas después de la segunda dosis, alcanzando niveles de protección disminuidos para la semana 20.

“La eficacia contra la infección sintomática fue mayor que contra la infección asintomática, pero aún así disminuyó de la misma manera. La eficacia contra cualquier enfermedad grave, crítica o mortal aumentó rápidamente y alcanzó el 95.4% en las cinco primeras semanas después de la segunda dosis, donde persistió aproximadamente a este nivel durante seis meses”, añadió.

Los autores: Hiam Chemaitelly, Patrick Tang, Mohammad Rubayet Hasan, Sawsan AlMukdad, Hadi M. Yassine, Fatiha Benslimane, Henah A. Al Khatib, Peter Coyle, Houssein H. Ayoub, Zaina Al Kanaani, Einas Al Kuwari, Andrew Jeremijenko, Anvar Hassan Kaleecjal, Ali Nizar Latif, Riyazuddin Mohammad Shaik, Hanan F. Abdul Rahim, Gheyath Nasrallah, Mohamed Ghaith Al Kuwari, Hamad Eid Al Romaihi, Adeel A. Butt, Mohamed H.Al-Thani, Abdullatif Al Khal, Roberto Bertollini y Laith J. Abu-Raddad declararon “no tener intereses en competencia”.

Los investigadores agradecieron el apoyo salarial institucional del Programa de Investigación Biomédica y el Núcleo de Investigación en Bioestadística, Epidemiología y Biomatemática, ambos en Weill Cornell Medicine-Qatar. En el mismo sentido, dieron las gracias al Ministerio de Salud Pública y a Hamad Medical Corporation.

Además, reconocieron al Programa Genoma de Qatar por el apoyo institucional para los reactivos necesarios para la secuenciación del genoma viral.

“Los patrocinadores no tuvieron ningún papel en el diseño del estudio, la recopilación, el análisis, la interpretación de datos o la redacción del artículo. Las declaraciones hechas en este documento son responsabilidad exclusiva de los autores”, aclararon.

 

Comentarios