Brasil

Brasil cancela compra de 37 millones de vacunas Sputnik V; irían a México, Argentina y Bolivia

“Sputnik V se está utilizando en 69 países y tiene una eficacia probada de 91.6%, sería otra vacuna para ayudar a salvar la vida de miles de brasileños”, dijo el gobernador de Ceará, Camilo Santana.
viernes, 6 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los gobiernos regionales de los nueve estados del nordeste de Brasil anunciaron la suspensión provisional de la compra de 37 millones de dosis de la vacuna Sputnik V contra el covid-19.

Así lo dio a conocer el presidente del Consorcio Nordeste, Wellington Dias, luego de una reunión celebrada ayer con el Instituto Gamaleya y el Fondo Soberano Ruso, con los que habían firmado el contrato de adquisición.

Dias, también gobernador de Piauí, uno de los estados más pobres del nordeste de Brasil, lamentó la decisión y confirmó que para no desperdiciar las dosis serán enviadas a otros países que sí la aplican, como México, Argentina y Bolivia, confirmó Radio Caracol.        

Explicó que la suspensión se debió a las limitaciones impuestas por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) y a que el Ministerio de Salud no incluyó a la Sputnik V en el Plan Nacional de Inmunizaciones (PNI), además de la falta de licencia para la importación.

“Es lamentable. Brasil vive una situación con alta mortalidad. Tenemos vacunas disponibles, pero impedidas de entrar al país por una decisión de la Anvisa”, criticó Dias, de acuerdo con el Diario do Nordeste de Brasil.

Y señaló que los estándares de prueba requeridos por Anvisa no han sido solicitados para vacunas de otros laboratorios.

“Teníamos vacunas disponibles, pero se les impidió ingresar a Brasil debido a una decisión de Anvisa que hace un cambio en el estándar de pruebas junto con la no inclusión del Ministerio de Salud en el Plan Nacional de Inmunizaciones”, confirmó.

El pasado 12 de marzo, el Consorcio Nordeste cerró la compra de 37 millones de la vacuna Sputnik V.

Posteriormente, el 15 de junio, Anvisa autorizó la importación de las vacunas rusas, pero solo de “algunos lotes específicos” y “de forma excepcional y extemporal” en los estados Rio Grande do Norte, Mato Grosso, Rononia, Pará, Amapá, Paraibá y Goiás.

Luego estableció una serie de condiciones para su uso en Brasil y limitó su aplicación al 1% de la población de cada uno de los nueve estados del nordeste.

De manera inicial, se esperaba que en abril pasado llegaran los primeros 2 millones, pero no sucedió.

“Sputnik V se está utilizando en 69 países y tiene una eficacia probada de 91.6%, sería otra vacuna para ayudar a salvar la vida de miles de brasileños”, dijo el gobernador de Ceará, Camilo Santana.

Asimismo, criticó al gobierno de Jair Bolsonaro de distribuir las vacunas a ritmo lento en Brasil, mientras busca acuerdos de compra directa con las farmacéuticas.

Anvisa publicó una nota en su página web donde informó que “al autorizar la importación excepcional de la vacuna Sputnik V se establecieron 22 condiciones que deben cumplir los importadores” y que “no agregó ninguna condición adicional a las ya establecidas en su decisión”.

Dichas condiciones, según Anvisa, tenían que llenar los supuestos vacíos de información existentes sobre los aspectos de calidad, seguridad y eficacia de la vacuna para permitir un uso controlado, seguro e inicial de la Sputnik V.

El 23 de julio, Valor Económico informó que el Ministerio de Salud tuvo que rescindir el contrato para la compra de 10 millones de dosis de la vacuna rusa y que esperaba contemplar los análisis legales para anunciar su decisión.

 

Comentarios