Italia

Justicia italiana investiga "secuestro" del niño que sobrevivió a la caída del teleférico en Piamonte

El menor resultó gravemente herido y pasó varios días en el hospital de Turín. Lo dieron de alta y desde entonces su familia paterna, que reside en Italia, y la materna, que vive en Israel, se han disputado la custodia del niño.
martes, 14 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La justicia italiana inició una investigación por el “secuestro” de Eiran Biran, de 6 años, el único sobreviviente de la caída del teleférico --el pasado 23 de mayo-- en Stresa, Italia, en el que murieron sus padres, su hermano menor y dos de sus bisabuelos, en hechos ocurridos en un centro turístico de Piamonte, a orillas del lago Maggiore, Italia.

El niño resultó gravemente herido y pasó varios días en el hospital de Turín. Lo dieron de alta y desde entonces su familia paterna, que reside en Italia, y la materna, que vive en Israel, se han disputado la custodia del niño.

El tribunal de Turín le dio la custodia a su tía paterna, Aya Biran-Nirko, residente de la Provincia de Pavía, al norte de Italia. Le ordenó que devolviera un pasaporte del menor y determinó que la familia materna tenía derecho a visitarlo.

El sábado, el abuelo materno fue a visitar al menor y el domingo 12 se lo llevó en un avión privado.

Su tía materna, Gali Peleg, justificó el “rapto” a la Radio 103 de Israel, diciendo que no lo secuestraron, lo regresaron a su casa.

“Tuvimos que hacerlo, puesto que no teníamos información sobre la salud física y mental de Eitan, tras el accidente del teleférico. Lo hemos traído a casa, como querían sus padres, o sea, volver al hogar, pero tuvieron que retroceder a causa del coronavirus. Sin embargo, cuando estuvieron aquí meses atrás, hablamos con ellos sobre el retorno”, apuntó.

Su tía paterna dijo que el niño ha recibido fisioterapia y psicoterapia desde que lo dieron de alta del hospital y debía tener visitas médicas esta semana, incluida una en Turín. “Su cama está vacía, sus juguetes y ropa quedaron atrás. Su nuevo escritorio, mochila escolar, cuadernos, estuche de lápices y libros estaban listos para su primer día de clases el lunes”, contó.

Señaló que, tras la visita acordada con el abuelo materno, lo debía devolver a la hora de la cena, pero cuando no regresó, presentó un informe a la policía el sábado en la noche, de acuerdo con reportes de medios italianos.

 

Comentarios