Afganistán

Afganas inician protesta por códigos de vestimenta impuestos por el Talibán

Afganas iniciaron una campaña internacional para protestar por los estrictos códigos de vestimenta impuestos por el gobierno Talibán a las estudiantes, y publicaron fotografías usando coloridos vestidos tradicionales.
miércoles, 15 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Mujeres afganas alrededor del mundo iniciaron una campaña para protestar por los estrictos códigos de vestimenta impuestos por el gobierno Talibán a las estudiantes, y en redes sociales publicaron fotografías suyas usando coloridos vestidos tradicionales.

Junto a los hashtags #DoNotTouchMyClothes (No toques mi ropa) y #AfghanistanCulture (Cultura de Afganistán), las mujeres buscan reivindicar los vestidos tradicionales, no los burkas que cubren totalmente el cuerpo de una mujer, de acuerdo con la BBC.

En una búsqueda en Google con las palabras “ropa tradicional afgana”, las figuras contrastan con las recientes imágenes de mujeres vestidas con el burka negro, el rostro y las manos cubiertas.

En 20 años, tras la ocupación estadunidense en Afganistán, las mujeres lucieron versiones simplificadas de la ropa tradicional, con vestidos de colores, e incluso la reemplazaron con jeans, y los sombreros por pañuelos.

Tras la salida de los militares estadunidense y el retorno de los talibanes al gobierno, las mujeres vistieron burkas negros y cubrieron por completo su rostro y sus manos.

En un video se mostró que algunas apoyaban al Talibán en Kabul, la capital de Afganistán, y señalaron que el maquillaje o la ropa moderna no representa a la mujer afgana musulmana, y protestaron porque los derechos de las mujeres extranjeras no son compatibles con la sharía.

Muchas mujeres coincidieron que en realidad eran hombres vestidos con el burka negro.

De inmediato, Bahar Jalali, exprofesora de la Universidad Americana de Afganistán, impulsó la campaña en redes sociales, a la que se unieron muchas mujeres afganas de todo el mundo.

Entrevistada por la periodista de la BBC Sodaba Haidare, dijo que comenzó esta campaña porque está preocupada por el ataque de la identidad y la soberanía de Afganistán, y por eso publicó una fotografía suya con un vestido verde e invitó a otras a mostrar lo que llamó “el verdadero rostro de Afganistán”.

Para muchos afganos jóvenes, principalmente nacidos después de 2001, la forma como se vistieron las afganas en la manifestación, donde no se les veía nada del cuerpo, los desconcertó, pues están acostumbrados a la vestimenta tradicional.

“Este es el auténtico vestido afgano. La mujer afgana viste atuendos coloridos y modestos. El burka negro jamás ha sido parte de nuestra cultura.

“Durante siglos hemos sido un país islámico y nuestras abuelas han usado modestamente sus atuendos tradicionales, no el chadari azul inventado y el burka negro.

“Nuestra ropa tradicional representa nuestra rica cultura e historia de 5 mil años que enorgullece a cada afgano”, escribió Spozhmay Maseed, activista de derechos humanos de Virginia, Estados Unidos.

La investigadora Lima Halima Ahmad, de 37 años, fundadora de la Asociación Afgana Paywand, publicó una foto con ropa tradicional porque, dijo, es una mujer afgana y viste su cultura con orgullo.

“Pensamos que un grupo terrorista no puede definir nuestra identidad. Nuestra cultura no es oscura, no es blanca y negra. Es colorida y hay belleza, arte, artesanía e identidad”.

Durante los últimos 20 años ha vivido y trabajado en Afganistán y contó: “Las mujeres podíamos elegir. Mi madre usaba un velo largo y grande y algunas optaban por vestir uno más pequeño. Los códigos de vestimenta no se aplicaban a las mujeres”.

Aseguró que no había visto una situación en la que la mujer estuviera cubierta por completo con una especie de uniforme sombrío que no deja ver ni sus ojos. “Parece que se ha ordenado así, específicamente, como una forma de exhibición”.

La periodista afgana Malali Bashir, quien vive en Praga, expresó que en el pueblo donde creció “el burka blanco o negro nunca fue norma. Las mujeres vestían ropas tradicionales. Las más adultas lucían un velo negro y las más jóvenes usaban chales de colores. Las mujeres saludaban a los hombres dándoles la mano”.

Señaló que recientemente ha aumentado la presión sobre las mujeres afganas para que cambien su atuendo y su cultura, que se cubran completamente y desaparezcan de la vista pública.

“Subí mi foto y compartí una de mis pinturas en la que las mujeres afganas lucen vestidos tradicionales y bailan la danza nacional conocida como Attan”.

La activista por los derechos humanos de los jóvenes de Afganistán, Wazhma Sayle, desafió a los talibanes con una fotografía en redes sociales donde porta un vestido tradicional de color verde brillante y plateado, con la leyenda:

“¡Esta es la cultura afgana y cómo nos vestimos! ¡Cualquier cosa menos que esto no representa a las mujeres afganas!”, sentenció desde Suecia, donde reside.

Entrevistada para Reuters, vía telefónica, Sayle, de 36 años, comentó enfática que se trata de una lucha por la identidad, pues dijo que se sorprendió al ver una fotografía en internet donde unas mujeres cubiertas con burkas se manifestaron en la Universidad de Kabul, para apoyar a los talibanes.

“No quiero que me identifiquen de la forma que me mostraron los talibanes, no puedo tolerar eso. Esta ropa, cuando la uso, habla de mi lugar de origen”.

Respecto a las fotografías compartidas en redes sociales por otras afganas vistiendo ropa tradicional, Fátima, de 22 años, residente de Afganistán, comentó:

“Al menos, pueden decirle al mundo que nosotras, las mujeres de Afganistán, no apoyamos a los talibanes. Yo no puedo publicar esas fotos ni usar ese tipo de ropa aquí. Si lo hiciera, los talibanes me matarían”.

De acuerdo con DW español, los talibanes no están cumpliendo con el pacto de respetar los derechos de las mujeres. Durante una manifestación en Kabul las golpearon cuando protestaban al grito de “Libertad”.

 

 

Comentarios