NXIVM

Ingresa a prisión la actriz Allison Mack para cumplir una sentencia de tres años por caso NXIVM

En 2018, Allison Mack fue detenida, pero fue un año después que admitió su culpabilidad y dijo estar arrepentida de haber participado en la secta NXIVM.
miércoles, 15 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dos semanas antes de lo previsto, la actriz Allison Mack ingresó a prisión en la localidad de Dublin, California, Estados Unidos, para cumplir su sentencia de tres años, acusada de crimen organizado y de conspiración en la secta NXIVM.

De acuerdo con documentos publicados por medios de comunicación locales, la actriz llegó a la cárcel el lunes 13, cuando debía ingresar hasta el 29 de septiembre, y también pagó una multa de 20 mil dólares (cerca de 400 mil pesos mexicanos).
    
Luego de cumplir su condena, Allison Mack, de 38 años, deberá pasar otros tres años en libertad condicional supervisada, con riesgo de reingresar a la cárcel si desacata los parámetros establecidos en la sentencia.

La exactriz de la serie Smallville está en la misma prisión donde se encuentran las actrices Lori Loughlin, del programa “3 por 3”, y Felicity Huffman, de “Amas de Casa Desesperadas”, quienes cumplen condenas por fraude.

En 2018, Allison Mack fue detenida y acusada por los delitos mencionados, pero fue hasta 2019 que admitió su culpabilidad y dijo estar arrepentida de haber participado en la secta. También pidió una disculpa pública a las víctimas.
    
“A aquellos que han sido perjudicados por mis acciones, es de suma importancia para mí decir, desde el fondo de mi corazón, que lo siento mucho. Lamento haberlos expuesto alguna vez a los esquemas nefastos y emocionalmente abusivos de un hombre retorcido”, dijo entonces.

¿Cómo participó Allison Mack en NXIVM?

En la secta --disfrazada de grupo de autoayuda, en la que estaban implicadas personalidades famosas-- usada por el canadiense Keith Raniere, condenado a 120 años de cárcel por delitos de tráfico sexual, pornografía sexual y crimen organizado, ella era la “ama” del subgrupo exclusivo para mujeres denominado DOS.

En ese grupo, algunas integrantes fueron marcadas en el cuerpo con las iniciales del líder, cerca del pubis.
    
Allison Mack admitió que fue su idea marcar a las mujeres con las siglas de Raniere en la zona de la ingle, en una ceremonia dolorosa donde sin anestesia les quemaban la piel, de manera forzada y mediante el chantaje.

Además, la actriz se encargaba de reclutar a las mujeres y les inculcaba ideas para que aceptaran ser las esclavas sexuales del abusador.
    
Fue una figura clave en las operaciones de la organización y se declaró la “mano derecha” del líder, pero antes del juicio consideró su actuar como “el mayor error y arrepentimiento” de su vida.
    
Además de Allison Mack, en el caso NXIVM está implicada la heredera del imperio licorero Seagram’s, Clare Bronfman, quien en septiembre del año pasado fue condenada a seis años y nueve meses de prisión, tras declararse culpable.
    
De no haberse declarado culpable hubiera enfrentado 17 años y medio tras las rejas, bajo las pautas federales, pero en junio pasado recibió una sentencia de tres años por haber cooperado en las investigaciones para desarticular la secta.

     

Comentarios