Afganistán

La UE negocia la vuelta de diplomáticos a Afganistán y aumentar cooperación con países vecinos

En unas conclusiones que fijan la posición comunitaria respecto a la crisis afgana, los estados miembro han señalado la importancia de que se recupere su presencia en Kabul, si se garantizan las condiciones mínimas de seguridad.
martes, 21 de septiembre de 2021

BRUSELAS (EUROPA PRESS).- Los estados miembros de la Unión Europea han acordado este martes negociar el regreso de diplomáticos europeos a Afganistán, para facilitar nuevas operaciones de evacuación y el envío de material humanitario, así como aumentar la cooperación con los países vecinos a través de una plataforma regional.

En unas conclusiones que fijan la posición comunitaria respecto a la crisis en Afganistán, los Veintisiete han señalado la importancia de que la UE recupere su presencia en Kabul si se garantizan las condiciones mínimas de seguridad.

"Una presencia mínima de la UE sobre el terreno, condicionada a la situación de la seguridad, facilitaría la entrega de ayuda humanitaria al gran número de desplazados internos y hacer seguimiento de la situación humanitaria", rezan las conclusiones pactadas a Veintisiete.

La vuelta de diplomáticos europeos "también podría coordinar y apoyar la salida de ciudadanos de la UE, trabajar en asuntos consulares y gestionar el trayecto de afganos que sean acogidos en los Estados miembros". De esta forma, la UE ha dejado por escrito una línea común sobre Afganistán, después de que la diplomacia comunitaria haya mantenido la cautela a la hora de tratar con las nuevas autoridades, insistiendo en que no reconoce su legitimidad.

La posición común también establece como prioridad instaurar una plataforma a nivel regional para aumentar la cooperación con los países vecinos de Afganistán. Se busca de esta forma evitar que la crisis se contagie a otras partes de la región y fortalecer así la economía, cooperación y protección humanitaria en la zona.

Las conclusiones recuerdan además las cinco condiciones para relacionarse con las nuevas autoridades afganas, entre las que destaca el respeto a los derechos de las mujeres y niñas. "En base a estos hitos, la UE evaluará las políticas y acciones de los talibán, no sus palabras", señala el documento, consagrando la idea de que el bloque europeo debe mantener unos contactos "operativos" con Kabul y que juzgará a los insurgentes por sus actos.

Comentarios