Unicef

En México, 50% de menores de dos años no recibe los nutrientes necesarios: UNICEF

El jefe de Nutrición de UNICEF en México, Mauro Brero, advirtió que la población de primera infancia tiene una alimentación “caracterizada por una ingesta insuficiente de nutrientes, que pone en peligro su desarrollo al causar daño irreversible en sus organismos y mentes”.
miércoles, 22 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) alertó que 50% de los niños menores de dos años en México “no recibe los nutrientes necesarios para prosperar y crecer de manera adecuada, situación que está causando daños irreversibles en su desarrollo”.

En el informe “¿Una alimentación para el fracaso? La crisis de la alimentación infantil en los primeros años de vida”, que revisa la situación alimentaria en 91 países, UNICEF destacó que “el aumento de la pobreza, la desigualdad, los conflictos y emergencias de salud como la pandemia de covid-19 están contribuyendo a provocar una crisis nutricional entre los más pequeños”.
    
Presentado antes de que se lleve a cabo la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios, el documento reveló que “uno de cada cinco bebés de 6 y 23 meses no recibe el mínimo de comidas diarias recomendadas para la edad, y sólo uno de cada dos consume el mínimo de grupos de alimentos esenciales para su desarrollo”. 
    
La situación tiende a agravarse si se considera que 40% de las calorías consumidas por niñas y niños en edad preescolar tiene su origen en alimentos ultra procesados, y la Encuesta de Salud y Nutrición 2020, publicada por el Instituto de Salud Pública (INSP), detalla que “cuatro de cada cinco preescolares consumen cotidianamente bebidas endulzadas y apenas uno de cada tres consume verduras diariamente”. 

De acuerdo con el informe, “uno de cada cinco niñas y niños menores de cinco años en el país padece de mala nutrición, bien sea desnutrición crónica, carencia en micronutrientes o sobrepeso y obesidad”,  mientras que sólo uno de cada tres bebés entre cero y cinco meses recibió leche materna como alimento exclusivo, “factor que afecta negativamente su nutrición y se ve agravado por una falta de diversidad alimentaria mínima durante el primer año de vida, al no consumir tres o más de los alimentos saludables”.
    
Entre las recomendaciones que hace UNICEF a la Cumbre Mundial de Sistemas Alimentarios, a través de su informe, están: aumentar “la disponibilidad y asequibilidad” de alimentos nutritivos; legislar para “evitar que los niños pequeños consuman alimentos y bebidas procesados y ultra procesadas”, y promover los alimentos nutritivos y seguros “en canales de comunicación tradicionales y digitales, comunidades, escuelas, sistemas de salud, etc.”.

El jefe de Nutrición de UNICEF en México, Mauro Brero, advirtió que la población de primera infancia tiene una alimentación “caracterizada por una ingesta insuficiente de nutrientes, que pone en peligro su desarrollo al causar daño irreversible en sus organismos y mentes”.

Tras recordar que es sabida la importancia de tener una alimentación sana en la primera infancia, el funcionario de UNICEF resaltó que la situación no ha mejorado y que la pandemia ha empeorado la mala alimentación.

Brero admitió que el gobierno de México ha tenido avances para reducir la mala nutrición con el nuevo etiquetado frontal en alimentos ultra procesados o incluir la materia Vida Saludable en el currículum escolar, pero aún queda mucho camino por recorrer.

“Es importante seguir trabajando para mejorar la nutrición a nivel nacional, especialmente en los menores de dos años, pues en esa etapa de sus vidas son más vulnerables a los efectos de la mala nutrición que en cualquier otra debido a que, por cada kilogramo de su peso corporal, necesitan una mayor cantidad de nutrientes esenciales derivados de alimentos saludables”, recalcó.

 

Comentarios