Perú

Incineran cadáver de Abimael Guzmán, líder de Sendero Luminoso

El Ministerio del Interior de Perú confirmó que el cuerpo del líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, fue incinerado como lo establece una ley recién aprobada.
viernes, 24 de septiembre de 2021

MADRID (EUROPA PRESS).- El Ministerio del Interior de Perú confirmó este viernes que el cuerpo del líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, fue incinerado durante la madrugada, tal como quedó establecido con la aprobación de una ley

En un comunicado detalló que la responsabilidad de la cremación recayó sobre el propio Ministerio, así como el de Justicia y Derechos Humanos, en presencia de un representante de la Fiscalía, "cumpliendo con todos los protocolos establecidos en la norma".

Los restos de Guzmán fueron incinerados en la sede del Hospital Centro Médico Naval del Callao a las 03.20 horas (hora local). Culminó a las 05.30 horas.

El Congreso de Perú aprobó el 17 de septiembre una ley que establece que el destino de los cadáveres de presos que cumplían penas por terrorismo y traición a la patria, en su condición de líder, cabecilla o integrante de la cúpula de organizaciones, es la cremación, a fin de evitar poner en riesgo la seguridad nacional y el orden público.

Hace unas semanas, la viuda de Guzmán, Elena Iparraguirre, quien también permanece en prisión, solicitó que se le entregara el cadáver de su marido para su sepultura, algo que la propia Fiscalía rechazó.

El fundador de Sendero Luminoso falleció a los 86 años, tras un deterioro de su salud atribuido a su negativa a ingerir alimentos desde el 13 de julio.

Guzmán, también conocido como 'camarada Gonzalo', fue el líder de la guerrilla peruana, activa principalmente en las décadas de 1980 y 1990. El 12 de setiembre de 1992 el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) ejecutó la operación 'Victoria', que permitió capturarlo en una casa de Lima junto a varios de sus seguidores, incluida Iparraguirre.

Tras su detención fue sentenciado a cadena perpetua por un tribunal militar. Sin embargo, el Tribunal Constitucional anuló la sentencia y ordenó un nuevo juicio civil. Finalmente, en 2006 fue sentenciado a la misma pena por el delito de terrorismo contra el Estado.

 

Comentarios