Carles Puigdemont

Puigdemont espera en prisión italiana la decisión judicial sobre su extradición a España

Mientras Puigdemont espera la decisión de la Corte italiana, en España se abrió un choque de opiniones jurídicas entre fuentes del Tribunal Supremo y de la defensa de Puigdemont, sobre si es ejecutable o no la orden europea de aprehensión contra el líder independentista.
viernes, 24 de septiembre de 2021

MADRID(apro).— El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, pasó la noche en la prisión italiana de Bancali, en Sassari, a la espera de pasar a disposición judicial. El político independentista fue detenido por la policía italiana al arribar la noche del jueves al aeropuerto de la isla de Cerdeña.

Está a la espera de que la Corte de Apelación de Sassari decida si le deja en libertad o procede su extradición a España.

Mientras tanto, en España se abrió un choque de opiniones jurídicas entre fuentes del Tribunal Supremo y de la defensa de Puigdemont, sobre si es ejecutable o no la orden europea de aprehensión contra el líder independentista.

Y en Barcelona, colectivos independentistas se apostaron fuera del consulado italiano en Cataluña, en protesta por la detención de Puigdemont.

En Sassari también un grupo independentista se manifestó en contra de la captura de Puigdemont.

El gobierno de España ha señalado que Puigdemont “debe someterse a la acción de la Justicia, exactamente igual que cualquier otro ciudadano” y ha añadido que la detención en suelo italiano obedece a “un procedimiento judicial” que está en curso.

El ejecutivo español manifestó también su respeto a las “decisiones de las autoridades italianas”, como ya lo hizo “cuando los tribunales españoles y europeos” dictaron “resoluciones en los procedimientos judiciales que afectan” al expresidente.

La detención de Puigdemont se presenta en medio de la mesa de diálogo que el gobierno de España, que preside Pedro Sánchez, mantiene con el gobierno de Cataluña, para avanzar en la solución del conflicto por la independencia de Cataluña.

El expresidente catalán estará representado por el abogado italiano Agostinangelo Marras, quien se encargará de garantizar que se le brinde la asistencia jurídica.

De acuerdo con fuentes del Tribunal Supremo, la euroorden contra Puigdemont nunca se desactivó, y tenía plena vigencia. Afirman que la orden europea de detención y entrega fue cursada por un delito de sedición, y recuerdan que el arresto se ha producido porque el parlamento europeo levantó recientemente la inmunidad de la que gozaba Puigdemont como eurodiputado. Las euroordenes fueron emitidas por el instructor de la causa contra el `procés´, el magistrado Pablo Llarena.

En contraparte, la defensa de Puigdemont argumenta que la euroorden de detención cursada por el Tribunal Supremo quedó suspendida en julio pasado, cuando el Tribunal General de la Unión Europea retiró la inmunidad al euroduputado porque no veía riesgos de que ningún miembro de la UE le arrestara.

De hecho, Puigdemont ya fue arrestado en marzo de 2018 en Alemania, pero un tribunal alemán negó su extradición a España por el delito de rebelión y le dejó en libertad.

Entonces, el político catalán volvió a Waterloo, Bélgica, donde reside desde el otoño de 2017, cuando abandonó España, al iniciar la persecución judicial contra los líderes del procés independentista.

Asimismo, la Asociación Nacional Catalana (ANC) está convocando a una manifestación en Bruselas, para protestar por la detención de Puigdemont.

Comentarios