Reino Unido

Reino Unido analiza desplegar al Ejército en medio de la crisis por suministro de gasolinas

El sábado 25, el gobierno anunció que emitirá 5 mil visas de emergencias a los conductores de camiones extranjeros para ayudar a prevenir “una Navidad sin pavo ni juguetes para muchas familias británicas”. Pero dichas visas solo durarían 3 meses.
lunes, 27 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El gobierno del Reino Unido anunció que analiza llamar al Ejército para ayudar a aliviar las interrupciones de suministro de gasolina provocada por la escasez de conductores de camiones, derivada por las restricciones a la inmigración después de su salida de la Unión Europea, conocido como Brexit.

El gobierno inglés culpó de esta situación al consumidor por los problemas al hacer compras de pánico, porque tenían “amplias existencias de combustible” y “la única razón por la que no hay gasolina en las explanadas es que la gente está comprando gasolina que no necesita”, indicó Associated Press.

Para la industria del transporte que dice tener menos de 100 mil camioneros en el Reino Unido, fue provocado por una tormenta perfecta que incluyen la pandemia de covid-19, una fuerza laboral envejecida y un éxodo de trabajadores extranjeros de la Unión Europea, en 2020.

“Las reglas de inmigración posteriores al Brexit significan que los ciudadanos de la Unión Europea ya no pueden vivir y trabajar sin visa en Gran Bretaña, como podían hacerlo cuando el Reino Unido era miembro del bloque”, indicó.

Usarían al Ejército

Después de cuatro días de largas filas de automóviles formados en las estaciones de servicio británicas, el presidente de la Asociación de Minoristas de Gasolina, Brian Madderson, anunció que se estaba capacitando “en segundo plano” a los militares para que conduzcan camiones cisterna.

El gobierno no tiene, hasta el momento, planes para desplegar tropas, pero se preparaba “por si acaso” y se reunió este lunes para discutir si restringían el abasto de combustible en los 5 mil 500 puntos de venta independientes que representa la Asociación de Minoristas de Gasolina.

“Siempre tenemos una sección de contingencias civiles dentro del Ejército, en espera”, añadió.

Esto, a pesar de que los sindicatos pidieron dar prioridad a los trabajadores de emergencia para el suministro de combustible, añadió.

Otra acción gubernamental para aliviar la crisis de la gasolina es que suspendió temporalmente las leyes de competencia para que las empresas compartan información y apunten a las áreas donde los suministros se están agotando.

El domingo, debido a que, alrededor de dos tercios de sus miembros se habían quedado sin combustible, la escasez de conductores de camiones provocó compras de pánico de gasolina.

“Largas filas de vehículos se han formado en muchas estaciones de servicio en Gran Bretaña desde el viernes, causando atascos de tráfico en carreteras concurridas. Los ánimos se han desgastado, mientras algunos conductores esperaban durante horas”, añadió.

En un comunicado conjunto, las principales empresas de combustible: BP, Shell y Esso confiaron en que la demanda de gas volverá a sus niveles normales en los días venideros y alentaron a las personas a comprar gasolina “como lo harían normalmente”.

Los opositores al gobierno conservador del Reino Unido han pedido que el combustible fluya para que la escasez no tenga efectos en la atención médica, operaciones policiales y sectores cruciales.

“Los equipos de ambulancias, las enfermeras, los trabajadores de atención, los asistentes de enseñanza, el personal policial y otros trabajadores clave no deben quedarse varados ni obligados a hacer cola durante horas simplemente para llegar a una bomba”, comentó la secretaria general del Sindicato Unison, Christina McAnea, quien instó al gobierno a usar “sus poderes de emergencia para designar estaciones de servicio para trabajadores clave”.

El sábado 25, el gobierno anunció que emitirá 5 mil visas de emergencias a los conductores de camiones extranjeros para ayudar a prevenir “una Navidad sin pavo ni juguetes para muchas familias británicas”. Pero dichas visas solo durarían 3 meses.

Es “el equivalente a arrojar un dedal de agua en una hoguera”, aseguró la presidenta de la Confederación de la Industria Británica, Ruby McGregor-Smith.

El secretario general de la Unión Nacional de Transportistas por Carretera en Rumania, Radu Dinescu, aseguró que sus conductores prefieren la estabilidad de la Unión Europea y pueden ganar altos salarios trabajando en Francia o Alemania.

“El Reino Unido parece estar experimentando una paradoja… Los ciudadanos británicos no quieren ejercer el trabajo de conductor de camión, mientras que, al mismo tiempo, no quieren que otros no británicos hagan ese trabajo”, comentó.

Similitudes entre países

Alemania y Estados Unidos están experimentando la misma situación: la escasez de conductores de camiones, pero se ha vuelto más visible en Gran Bretaña porque las compras de pánico han vaciado los estantes de los supermercados y se han cerrado las bombas de gasolina.

“Sin combustible significa que no puedo conducir, lo que significa que no puedo llegar a los trabajos con mis herramientas. Entonces, básicamente, los idiotas que hacen compras de pánico me han hecho perder ingresos y directamente me han quitado la comida de la mesa para mi esposa e hijo de 5 años, porque no puedo cablear las casas de las personas desde casa”, señaló el electricista Roland McKibbin.

Comentarios