OMS

OMS busca reducir la mortalidad por meningitis en un 70%

La forma más grave de meningitis suele producirse por una infección bacteriana. Esta modalidad causa unas 250 mil muertes anuales y puede propagarse rápidamente causando epidemias. Es mortal en una de cada 10 infecciones, en su mayoría en niños y en jóvenes.
martes, 28 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro)- La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó este martes una nueva estrategia global para acabar con la meningitis bacteriana, una enfermedad debilitante – se inflaman peligrosamente las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal-- que causa unas 250 mil muertes anuales y puede propagarse rápidamente al punto de producir epidemias.

En la presentación virtual de la Hoja de ruta mundial para derrotar la meningitis que tuvo lugar en Ginebra, Suiza, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, explicó que con dicha campaña se pretende reducir anualmente la mortalidad en un 70% y disminuir a la mitad el número de casos de la enfermedad para 2030.

"En cualquier lugar donde se presente, la meningitis puede ser mortal y producir efectos debilitantes; ataca rápidamente y tiene graves consecuencias sanitarias, económicas y sociales, y causa brotes devastadores", dijo.

Por ello dijo que ha llegado la hora de abordar la problemática de la meningitis a nivel global "ampliando urgentemente el acceso a las herramientas existentes como las vacunas, encabezando nuevas investigaciones e innovaciones para prevenir, detectar y tratar las diversas causas de la enfermedad y mejorar la rehabilitación de los afectados".

Los países más afectados son los del África subsahariana

De acuerdo con la OMS, la forma más grave de meningitis suele producirse por una infección bacteriana. Esta modalidad causa unas 250 mil muertes anuales y puede propagarse rápidamente causando epidemias. Es mortal en una de cada 10 infecciones, en su mayoría en niños y en jóvenes, y produce discapacidad de larga duración, como convulsiones, pérdida de audición y visión, daño neurológico y deterioro cognitivo, en uno de cada cinco casos.

Aunque durante la última década la enfermedad apareció en todas las regiones del planeta, principalmente se sucedieron en el denominado “Cinturón de la Meningitis” que abarca a 26 países del África subsahariana.

La agencia de la ONU destaca que las epidemias de la enfermedad “son impredecibles” y que pueden llegar a interrumpir los sistemas de salud y ser fuente de pobreza generando gastos astronómicos para los hogares y las comunidades.

Matshidiso Moeti, directora regional para África de la OMS, advirtió que “más de 500 millones de africanos corren el riesgo de sufrir brotes estacionales de meningitis” ya que la enfermedad ha estado demasiado tiempo “fuera del radar”.

Destacó que la Hoja de ruta para derrotar la meningitis servirá para “proteger la salud y la vida de cientos de miles de familias que cada año temen esta enfermedad”.

Falta más investigación e innovación

Aunque hay varias vacunas para tratar la enfermedad, como la meningocócica, la de Haemophilus influenzae tipo b y la neumocócica, hay comunidades que no tienen a acceso a estas inmunizaciones y países que no las incluyen en sus programas nacionales.

Mientras se investiga el diseño de vacunas contra otras causas de meningitis, la OMS destacó la falta de innovación, financiación e investigación en la elaboración de más inmunizaciones y la necesidad de incrementar el diagnóstico temprano, el tratamiento y la rehabilitación de las personas que sufren la enfermedad.

Las prioridades que detalla la Hoja de ruta en materia de respuesta y prevención a la meningitis, una enfermedad que consiste en una peligrosa inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, causada principalmente por la infección de bacterias y virus, son:

--Lograr una elevada cobertura de inmunización, elaborar nuevas vacunas asequibles y mejorar las estrategias de prevención y respuesta a los brotes

--Conseguir un diagnóstico rápido y un tratamiento óptimo de los pacientes

--Obtener datos fiables para dirigir las tareas de prevención y control

--Atender y apoyar a los afectados, centrándose en el reconocimiento temprano y en la mejora del acceso a la atención y el apoyo a las secuelas

--Contar con apoyo y compromiso que garanticen una gran concienciación sobre la meningitis, la responsabilidad de los planes nacionales y la defensa del derecho a los servicios de prevención, atención y cuidados posteriores

Más de

Comentarios