Afganistán

EU muestra su preocupación por la composición del nuevo gobierno talibán

El Departamento de Estado del país norteamericano, que se encuentra actualmente analizando la situación, ha alertado de que la lista incluye "nombres de individuos que forman parte de los talibán o los apoyan y excluye por completo a las mujeres".
miércoles, 8 de septiembre de 2021

MADRID. (EUROPA PRESS) - Las autoridades estadounidenses han mostrado su preocupación por el reciente anuncio sobre la composición del nuevo gobierno talibán en Afganistán, que estará formado por una treintena de insurgentes y personas afines al movimiento, ninguna de ellas mujer.

El Departamento de Estado del país norteamericano, que se encuentra actualmente analizando la situación, ha alertado de que la lista incluye "nombres de individuos que forman parte de los talibán o los apoyan y excluye por completo a las mujeres".

En un comunicado, Washington ha advertido además del "pasado" de estas personas y sus posibles vínculos con otras organizaciones, según informaciones de la agencia de noticias Pajhwok.

Así, ha recalcado que Estados Unidos seguirá trabajando para lograr que los talibán cumplan con sus "compromisos" y permitan la salida del país de aquellos ciudadanos afganos y extranjeros que cuenten con los "documentos de viaje necesarios".

Los talibán han anunciado un Gobierno interino que tendrá al frente al mulá Mohammad Hasán Ajund como primer ministro y jefe de Estado, mientras que el mulá Abdul Ghani Baradar, líder político de los talibán, será su 'número dos', según recogen medios afganos.

Ajund está en la lista de sanciones de la ONU, al igual que Baradar. Ajund ya fue primer ministro del último gobierno talibán previo a la invasión estadounidense de 2001 en el que Baradar era ministro de Defensa. Ambos recuperan cargo en un listado de ministros en el que no aparece el líder supremo de los talibán, el mulá Hibatulá Ajundzada.

Baradar es uno de los cuatro hombres que fundaron los talibán en 1994 y lideró la resistencia a la invasión. Fue apresado en Pakistán en 2010 y excarcelado ocho años después para intentar facilitar las negociaciones de paz. Desde entonces ha liderado la oficina política talibán con sede en Qatar que negoció la retirada de las fuerzas extranjeras y en 2020 se convirtió en el primer talibán que mantuvo una conversación directa con un presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Comentarios