Canadá

Queman en Canadá casi 5 mil cómics y libros por "mostrar prejuicios contra los indígenas"

Uno de los motivos para tomar esta decisión fue el uso de la palabra “indio” y la sexualización de las mujeres de pueblos originarios en “La Gran Travesía” (Astérix) y Pocahontas.
jueves, 9 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A poco más de 3 meses del macabro hallazgo de los restos de 215 niños nativos, en una fosa común dentro de un colegio católico en Canadá, el Consejo Escolar Católico Providence, que incluye a 30 escuelas de habla francesa en ese país, quemó y enterró 4 mil 716 cómics, libros y enciclopedias infantiles por “mostrar prejuicios contra los indígenas”.

Esta asociación, en Ontario, Canadá, retiró de sus bibliotecas libros y cómics de Astérix y Obélix, Tintín y Lucky Luke, además de novelas y enciclopedias, como un “gesto de reconciliación con los nativos americanos” y porque propagan estereotipos sobre los pueblos originarios, informó Radio Canadá.
    
“Es un gesto de reconciliación con las Primeras Naciones y un gesto de apertura hacia las otras comunidades presentes en la escuela y en nuestra sociedad”, afirmó la portavoz del Consejo Escolar Católico Providence, Lyne Cossette.

Esta purga comenzó en 2019 con la llamada “ceremonia de purificación con llamas” en una escuela de Providence. Las cenizas de los libros quemados se usaron como abono para plantar un árbol y así “convertir algo negativo en positivo”.

Se realizarían ese tipo de ceremonias en cada escuela, pero la pandemia de covid-19 lo retrasó. Además de que se temía una protesta de padres y profesores.

“Enterramos las cenizas del racismo, la discriminación y los estereotipos con la esperanza de crecer en un país inclusivo, en el que todos puedan vivir con prosperidad y seguridad”, explicó entonces dicho consejo en un video.

    
Radio Canadá consultó un documento de 165 páginas con todos los títulos de libros, cómics, novelas y enciclopedias eliminados y las razones por las cuáles se tomó la decisión.

En total fueron 4 mil 716 ejemplares de las bibliotecas de 30 colegios, es decir, alrededor de 157 libros por colegio.
    
Uno de los motivos para tomar esta decisión fue el uso de la palabra “indio” y la sexualización de las mujeres de pueblos originarios en “La Gran Travesía” (Astérix) y Pocahontas.

A los estudiantes se les mostró el video realizado en 2019, donde se les explica el proceso para enterrar las cenizas del racismo, la discriminación y los estereotipos, para crear un país inclusivo donde todo el mundo pueda vivir de manera próspera y segura.

Ante la polémica, las escuelas católicas anunciaron el miércoles la suspensión de la destrucción de otros 200 ejemplares que estaban siendo evaluados.
    
Los partidos políticos han denunciado una “cacería de brujas” al descubrir esta acción, informó El Mundo, citando a Associated Press. 

Evasivo, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, señaló que no está de acuerdo en la quema de libros, y no le corresponde a él ni a las personas que no son de pueblos originarios decidir quiénes son indígenas, cómo deben sentirse al respecto o cómo debe actuar la gente para avanzar en la reconciliación.

Por el contrario, el primer ministro de Quebec, François Legault, consideró inaceptable la quema de libros por su contenido. “Es un acto atroz”, sentenció.

Los niños de Kamloops

En mayo pasado, un macabro hallazgo conmocionó a los canadienses, incluido el primer ministro.

El 28 de ese mes, Rosanne Casimir, jefa de los tk'emlúps te secwépemc, un grupo indígena de la provincia de la Columbia Británica, denunció el hallazgo de los restos de al menos 215 menores indígenas en una fosa común en los terrenos de la residencia escolar católica de Kamloops en Canadá, cuyas muertes no fueron documentadas.

“Algunos tenían solo tres años”, afirmó Casumir, según ViveUSA.

Las residencias escolares se establecieron en Canadá a principios del siglo XIX para integrar a los indígenas al país. Las cerraron en 1996.
 
Eran 139 instituciones operadas por la Iglesia católica y los niños eran sacados a la fuerza de sus comunidades y enviados a estos internados para que olvidaran sus lenguas y sus costumbres.

Ésta en particular fue inaugurada en 1890 y para 1950 tenía 500 alumnos. Los niños amerindios, mestizos e inuit sufrieron abusos sexuales, torturas físicas y psicológicas de manera sistemática o realizaron “experimentos” con ellos.

En 2017, el gobierno de Canadá se disculpó oficialmente por el internamiento forzado de niños indígenas, pues se calcula que murieron alrededor de 3 mil 200 de tuberculosis, según una investigación. 

En 2020 se nombró a dos residencias Sitio Histórico Nacional para reconocer errores del pasado, añadió ViveUSA. 

“Las noticias que se encontraron en la antigua escuela residencial de Kamloops me rompen el corazón: es un doloroso recordatorio de ese capítulo oscuro y vergonzoso de la historia de nuestro país. Pienso en todos los afectados por esta angustiosa noticia. Estamos aquí para ti”, escribió Trudeau en redes sociales. 

“Esta es una noticia absolutamente desgarradora. Hablé con Kukpo7 Casimir esta noche para ofrecer el apoyo total de Indigenous Services Canada, ya que la comunidad y las comunidades circundantes honran y lamentan la pérdida de estos niños”, redactó Marc Miller, ministro de Servicios Indígenas de Canadá.
 

Comentarios