Rusia

La OTAN ofrece a Rusia continuar el diálogo para una salida a la crisis de seguridad en Europa

El encuentro "no fue fácil" y pese a las "diferencias significativas" ha defendido darle continuidad con un "calendario" para avanzar en propuestas concretas, informó el secretario general, Jens Stoltenberg.
miércoles, 12 de enero de 2022

BRUSELAS (EUROPA PRESS).- La OTAN ha ofrecido este miércoles a Rusia continuar el diálogo a través de un calendario de reuniones en el corto plazo que faciliten una salida a la crisis de seguridad en Europa, después de que la gran concentración militar rusa haya hecho saltar las alarmas sobre una posible agresión contra Ucrania.

Así lo ha confirmado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, tras la reunión del Consejo OTAN-Rusia que ha sentado en torno a una mesa a los 30 aliados y Moscú, en un primer paso para rebajar las tensiones que han marcado los últimos meses tras el despliegue de decenas de miles de efectivos rusos.

Stoltenberg ha reconocido que el encuentro "no fue fácil" y pese a las "diferencias significativas" ha defendido darle continuidad con un "calendario" para avanzar en propuestas concretas. En la reunión la delegación rusa no ha dado una respuesta a esta oferta, aunque tampoco la ha rechazado, según ha explicado el jefe político de la OTAN en rueda de prensa.

Con tono constructivo, el ex primer ministro noruego ha señalado que las próximas rondas de diálogo deben versar sobre cómo aumentar la transparencia de las maniobras de Defensa, evitar incidentes militares y reducir las ciberamenazas. En concreto, Stoltenberg ha puesto sobre la mesa el control de armas, el desarme nuclear y la limitación recíproca de misiles como asuntos para explorar en futuras reuniones con las autoridades rusas.

Además, ha defendido restablecer los canales de comunicación, asegurando que el próximo paso será reabrir la oficina de la OTAN en Moscú y la delegación rusa ante la Alianza Atlántica, un paso que facilitará los contactos en el marco de la nueva era de diálogo que pretende inaugurar.

La OTAN rechaza cambiar su política de ampliación 

Durante la reunión, la Alianza Atlántica ha rechazado las exigencias rusas para garantizar que Ucrania y Georgia no ingresan en la OTAN, algo que considera una decisión del país candidato y de los aliados. En ningún caso la organización militar comprometerá los principios fundamentales de la seguridad europea como es que cada país elija su política exterior y sus alianzas, ha indicado su secretario general.

Preguntado por la posibilidad de un conflicto armado, Stoltenberg ha reconocido que hay un "riesgo real" ante el despliegue militar ruso en la frontera ucraniana, reiterando que una agresión contra Ucrania conllevará un coste "severo" y sería un "error estratégico" de Rusia.

En todo caso, ha evitado fijar condiciones a Moscú para continuar el diálogo. Aunque ha pedido rebajar la tensión en Ucrania y retirar tropas de Georgia y Moldavia, no ha vinculado estos hitos a las próximas rondas del diálogo. "Estamos listos para sentarnos. Para registrar avances serios y alcanzar un acuerdo que marque la diferencia tenemos que ver una desescalada", ha insistido en todo caso el político noruego.

Rusia no se compromete todavía a desescalar

Por parte de Estados Unidos, la secretaria de Estado adjunta, Wendy Sherman, ha lamentado en declaraciones a la prensa que durante la reunión los representantes rusos no se hayan comprometido a desescalar la situación en Ucrania.

A su juicio, rebajar las tensiones resulta clave para que el diálogo que ofrece la OTAN llegue a buen puerto, aunque ha evitado al igual que Stoltenberg poner condiciones para volver a sentarse con Moscú.

"Es difícil que el diálogo y la diplomacia tengan éxito cuando mantienes a 100 mil efectivos en la frontera, realizas ejercicios y reina la propaganda. Esto lo hace difícil, si Rusia quiere seguir la vía diplomática debe desescalar", ha subrayado.

Comentarios