Guerra en Ucrania

Más de 20 escuelas han sido atacadas al día en Ucrania desde que comenzó la invasión rusa

Alrededor del 43% de los ataques a colegios tuvo lugar en el este de Ucrania, donde vivían más de 400 mil niños antes de que el conflicto se intensificara el 24 de febrero.
lunes, 4 de abril de 2022 · 11:12

MADRID (EUROPA PRESS) -Un promedio de 22 escuelas cada día han sido atacadas en Ucrania desde que comenzó la invasión rusa hace cinco semanas, advirtió este lunes Save the Children.

La organización, resaltó que las operaciones militares interrumpen la educación de los 5.5 millones de niños que quedan en Ucrania, detalló citando cifras del Ministerio de Educación, que al menos 869 instalaciones educativas, alrededor del 6% de todas las escuelas del país, han resultado dañadas, mientras que 83 están "completamente" destruidas.

Alrededor del 43% de los ataques a colegios ha tenido lugar en el este de Ucrania, donde vivían más de 400 mil niños antes de que el conflicto se intensificara el 24 de febrero. Las bombas destruyeron 50 edificios educativos solo en la ciudad sitiada de Járkov.

Hasta el momento, más de 2 millones de niños y niñas han huido de la guerra en Ucrania, mientras que aproximadamente 5.5 millones permanecen en el país, en grave riesgo de sufrir daños físicos y emocionales mientras los bombardeos siguen destruyendo barrios completos.

La ONG aseguró que el conflicto ha exacerbado un contexto educativo "ya complicado" en Ucrania. Antes de la escalada, el 30% de las instalaciones educativas en el este del país no tenían suficiente profesorado.

Desde hace semanas, miles de maestros y maestras huyen de sus hogares todos los días, por lo que hay una escasez cada vez mayor de personal educativo en Ucrania. La mayoría del profesorado en el país son mujeres, hecho que aumenta la escasez dado que la mayoría de las personas que huyen del conflicto son, además de niños y niñas, mujeres.

"La educación está siendo atacada en Ucrania", resumió el director de Save the Children en el país europeo, Pete Walsh, quien pidió que el alumnado y el profesorado sean protegidos "de los horrores" de esta guerra.

"Las escuelas deben ser lugares seguros y estar libres de ataques en todo momento", ha agregado. "El aprendizaje no puede ni debe dejarse de lado en tiempos de crisis. Es crucial para la protección, la supervivencia y el futuro de los niños", añadió, antes de indicar también que "el acceso a una educación segura brinda a los niños estabilidad durante una emergencia".

Una guerra activa ocho años

Save the Children también recordó que el conflicto en Ucrania lleva activo ocho años en varias partes del país, lo que ya ha afectado a la educación de los niños y ha provocado que "cientos" de escuelas sean dañadas o destruidas.

Los ataques a colegios y otras instalaciones educativas se consideran una violación grave de los derechos de la infancia y pueden, según Save the Children, constituir un crimen de guerra.

En este sentido, la ONG apuntó que, mientras continúen los combates, existen obligaciones legales internacionales de tomar todas las precauciones necesarias para proteger a la población y los bienes de carácter civil, incluidas escuelas y hospitales.

Por ello, pidió o a las partes que defiendan la naturaleza civil de las escuelas, al alumnado y al personal educativo, así como que se abstengan del uso militar de las instalaciones educativas. También debe evitarse la utilización de armas explosivas en zonas pobladas, ya que se corre el riesgo de causar graves daños a la población civil, en particular a los niños y las niñas. Hasta la fecha, estas son las principales causas de daños a civiles.

Comentarios