Guerra Rusia-Ucrania

Ataque ruso a torre de TV en Járkiv forma parte de una campaña de intimidación: Zelenski

Desde finales de marzo, Rusia ha aumentado la presión sobre Járkiv en un aparente intento de aprovechar la falta de defensas antiaéreas ucranianas. Ha castigado la red eléctrica local y golpeado bloques de apartamentos.
martes, 23 de abril de 2024 · 10:29

KIEV, Ucrania (AP) — El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, dijo que un ataque de misil ruso contra una torre de televisión en Járkiv forma parte de los esfuerzos del Kremlin de intimidar a la segunda ciudad más grande del país, que en las últimas semanas ha recibido ataques cada vez más frecuentes.

El ataque pretendía “hacer visible el terror para toda la ciudad e intentar limitar la conexión y el acceso a la información de Járkiv", dijo Zelenski en su mensaje vespertino del lunes.

La región nororiental de Járkiv está dividida por la línea del frente, que se extiende unos mil kilómetros y donde las fuerzas ucranianas y rusas combaten desde hace más de dos años, cuando Moscú lanzó su invasión de plena escala sobre Ucrania. El frente apenas se ha movido en la dura guerra de desgaste, centrada en la artillería, drones y trincheras.

Desde finales de marzo, Rusia ha aumentado la presión sobre Járkiv en un aparente intento de aprovechar la falta de defensas antiaéreas ucranianas. Ha castigado la red eléctrica local y golpeado bloques de apartamentos.

Un misil ruso Kh-59 alcanzó el lunes la torre de televisión de Járkiv, de 250 metros de altura, rompió la estructura por la mitad y detuvo las transmisiones.

Un centro de estudios de Washington dijo que Rusia podría considerar una ofensiva terrestre sobre Járkiv.

“El Kremlin realiza una operación coordinada aérea y de información para destruir la ciudad de Járkiv, convencer a los ucranianos de que huyan y desplazar de forma interna a millones de ucranianos antes de una posible operación ofensiva rusa futura contra la ciudad u otra parte de Ucrania”, indicó en un análisis el Instituto para el Estudio de la Guerra.

Las previsiones de que Ucrania reciba nueva ayuda militar de sus socios occidentales en las próximas semanas podrían haber llevado a Rusia a incrementar sus ataques antes de que llegue la ayuda, señaló el grupo, aunque tratar de tomar Járkiv sería “un desafío significativo” para las fuerzas del Kremlin.

En lugar de eso, los mandos del ejército ruso “podrían intentar destruir la ciudad de Járkiv con ataques aéreos, de misiles y drones y provocar un desplazamiento interno de gran escala de civiles ucranianos”, señaló el centro de estudios.

Los senadores estadunidenses regresaban a Washington el martes para votar el plan de 61 mil millones de dólares en ayudas de guerra a Ucrania tras meses de retrasos. Zelenski dijo que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, le había asegurado que la ayuda incluiría material de artillería y largo alcance.

“Hay cuatro prioridades clave: defensa del cielo, artillería moderna, capacidad de larga distancia y asegurar que los paquetes de ayuda estadounidense llegan lo antes posible”, dijo Zelenski.

También el martes, Reino Unido prometió 620 millones de dólares en nuevos suministros militares para Ucrania, incluidos 400 vehículos, 60 embarcaciones, mil 600 municiones y 4 millones de municiones.

El envío también incluiría misiles británicos de larga distancia Storm Shadow, que tienen un alcance de unos 240 kilómetros y han resultado efectivos contra objetivos rusos, señaló el gobierno británico.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, habló con Zelenski el martes por la mañana para confirmar la nueva ayuda. Tenía previsto hacer el anuncio más tarde el martes durante una visita a Varsovia, donde tenía previsto reunirse con el primer ministro polaco, Donald Tusk, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Sin embargo, las noticias llegadas de la Unión Europea no eran tan alentadoras. Los países de la UE que tienen sistemas de defensa antiaérea Patriot no se mostraron dispuestos a enviarlos a Ucrania, que busca con desesperación al menos siete de las baterías de misiles.

El ejército ucraniano también se ve muy superado en número y ampliar la movilización del país ha sido un tema delicado.

El ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba, indicó el martes que las autoridades tienen previsto hacer una campaña para perseguir a los hombres jóvenes en edad de reclutamiento que se han mudado al extranjero, y que pronto se revelarían los detalles del plan.

“Quedarse en el extranjero no exime a un ciudadano o ciudadana de sus deberes a la patria”, dijo Kuleba en la plataforma social X.

Rusia lanzó 16 drones Shahed y dos misiles balísticos Iskander-M sobre el sur y el centro de Ucrania, según dijo el martes por la mañana la fuerza aérea ucraniana. Todos salvo uno de los drones fueron interceptados, señaló.

Un edificio residencial en Odesa fue alcanzado por el ataque de la noche y nueve personas resultaron heridas, según dijo el martes en Telegram el gobernador regional, Oleh Kiper. Entre los heridos había dos bebés y dos niños de nueve y 12 años, añadió.

Comentarios