Reinan descalificaciones contra exgobiernos y Sheinbaum en arranques de campaña de Arriola y Barrales

viernes, 30 de marzo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las campañas electorales en búsqueda de la jefatura de gobierno también arrancaron desde los primeros minutos de este viernes. El candidato del PRI, Mikel Arriola, encabezó un acto en el Monumento a la Revolución acompañado de agremiados de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, y hasta grupos cristianos. Como lo hizo en el periodo de precampaña, el extitular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) arremetió contra Miguel Ángel Mancera y, en general, contra los “partidos de izquierda” que han gobernado la ciudad desde hace 20 años. Frente a los militantes, Mikel hizo algunas propuestas -- sin dar detalles de ninguna de ellas-- como terminar con las fotomultas, instalar video cámaras de seguridad en todas las patrullas de la ciudad, implantar dispositivos geolocalizadores en “delincuentes” e incluso una propuesta para reducir la edad penal de 18 a 16 años. También prometió terminar con la crisis del agua, ordenar la movilidad y hasta regular las marchas en la capital. Al evento lo acompañaron el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa; su homólogo en la Ciudad de México, Francisco Olvera Ruiz, y grupos en favor de la familia. Por la mañana, Alejandra Barrales dio el banderazo de salida a su campaña por la jefatura de gobierno en el Deportivo 18 de Marzo, de la delegación Gustavo A. Madero, en donde se pronunció a favor de los derechos de las mujeres. Un “ejército” de 16 mil brigadistas “voluntarios” la acompañaron. “La Jefa”, como se dijo llamar ante los cientos de “brigadistas”, estuvo arropada por el dirigente del partido del sol azteca en la ciudad, Raúl Flores; así como por Octavio Rivero, delegado de Movimiento Ciudadano en la capital, y la exdelegada de Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, y diputados locales del PRD. En su primer discurso de campaña, Barrales Magdaleno aseguró que la lucha por la dirigencia de la capital estará entre Claudia Sheinbaum y ella, pues al “otro proyecto” -- en referencia al candidato del tricolor— lo calificó de “viejo” y de “engañar a la gente”. De blusa negra y un pantalón de mezclilla, la exlíder del sindicato de Sobrecargos aseguró que la contienda “no es un asunto sólo de mujeres” sino "de trayectorias". Minutos después comparó sus logros con los de la candidata de la coalición Morena-PT-PES. “Soy una mujer que viene de la cultura del esfuerzo, una mexicana que con mucho orgullo trabajó desde los 15 años para sacar adelante a mi familia. Nadie me ha regalado nada, todo me lo he ganado con mi trabajo, nadie me ha cargado, ni he nadado de a muertito”, dijo. “No vengo de ningún dedo designador. Esta ciudad necesita a una jefa de gobierno, no le sirve una jefa que tenga que ir a pedir permiso para tomar decisiones en esta ciudad”. Sin ninguna propuesta en específico, Barrales Magdaleno anunció que trabajará en favor de las mujeres, para evitar la violencia por cuestiones de género y esbozó algunos otros puntos de su proyecto: mejorar la seguridad capitalina, el trasporte público y atacar los índices de violencia. “Queremos hacer de esta ciudad la jefa de todas las ciudades”, lanzó. Claudia Sheinbaum Pardo tiene programado presentar su plataforma y equipo de campaña el domingo 1 de abril en un hotel del centro de la ciudad, para arrancar el lunes 2 su recorrido por las 16 delegaciones, iniciando por la Gustavo A. Madero.

Comentarios

Otras Noticias