Oaxaca sitiada. La primera insurrección del siglo XXI

lunes, 11 de junio de 2007
Grijalbo
Crónica de un chantaje (Proceso 1597/ 10 de junio de 2007) En el marco del conflicto que incendió a Oaxaca el año pasado, los intentos del gobierno foxista para disuadir al gobernador Ulises Ruiz a fin de que dejara el cargo fueron numerosos, involucraron a distintos interlocutores y se basaron en variadas estrategias Sin embargo, todo falló El mandatario estatal logró finalmente salirse con la suya, con métodos muy fieles a su estilo Una versión de sus tácticas, que doblegaron a varios frentes políticos, incluido al poder presidencial, es narrada en el libro Oaxaca sitiada La primera insurrección del siglo XXI, de Diego Enrique Osorno, que Grijalbo que pondrá en circulación esta semana, A continuación, Proceso ofrece algunos fragmentos del capítulo 7 Chantaje con el Paseo de la Reforma de fondo "Gobernador, ¿no has pensado pedir una licencia de 30 días, en lo que se distiende el problema? Tendrías todo nuestro apoyo" Estas palabras se las dijo el gobernador de Nuevo León, Natividad González Parás, a Ulises Ruiz, a bordo de un automóvil que los conducía por la Ciudad de México Ulises Ruiz esperaba esta pregunta La esperaba desde que, un par de días antes, había sido citado para sostener una reunión en la que estarían, además del mandatario nuevoleonés, Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México, y el secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza Oficialmente, se trataba de un cónclave de "análisis sobre la situación general en el país" Lo cierto es que el encuentro buscaría negociar la salida del mandatario priista y tanto Peña Nieto como González Parás tenían la encomienda del presidente Vicente Fox de plantear el escenario a Ulises Ruiz La reunión tuvo lugar en septiembre, cuando el mandatario oaxaqueño enfrentaba una situación crítica: además de estar tomada la capital del estado, Ulises hacía frente a serios cuestionamientos en los principales medios de comunicación nacional La existencia de caravanas armadas, que fueron denunciadas una y otra vez por el periodista Ciro Gómez Leyva en su programa de Radio Fórmula y en su columna "La historia en breve", del periódico Milenio, generaban críticas duras y constantes contra él Además, las protestas en el extranjero crecían semana tras semana, según informes entregados a la Secretaría de Relaciones Exteriores por diferentes embajadas La pregunta del gobernante nuevoleonés ?que en los viejos protocolos priistas significaba una sola cosa: concertacesión? fue hecha en el interior de la camioneta que trasladaba a los gobernadores a la reunión ?Mire gobernador yo puedo resolver esto en 15 minutos ?respondió Ulises Ruiz, soltando una breve risotada Invocaba la frase con la que Vicente Fox se refirió al alzamiento zapatista durante su campaña por la presidencia González Parás devolvió la sonrisa, manteniéndose a la expectativa ?¿Cómo? Imagine que le hablo a Andrés Manuel (López Obrador) y le digo lo reconozco como presidente legítimo de México, (le digo también) sé que le hicieron fraude ?porque vaya si yo sé de elecciones? y que quizá Madrazo también tiene dudas sobre la elección ¿Sabe usted en cuánto tiempo me desocupa la APPO el zócalo? ?No es para que se moleste, gobernador ?replicó González Parás ?No es que me enoje pero me defiendo, yo no quiero el camino fácil Con una llamada que le haga yo a Andrés Manuel, reconociéndolo como presidente, y diciéndole que ahí está el Palacio de Gobierno de Oaxaca, a sus órdenes, con sólo eso él me levanta el plantón de la APPO Pero yo no quiero esto, yo quiero el camino de respeto a las instituciones, de respeto a la legalidad, el camino que queremos todos Por eso es que empezó este problema, porque yo empecé a defender las instituciones en Oaxaca y al PRD no le gustó Eso fue todo, usted lo sabe Así acabó el intento por conseguir la renuncia negociada de Ulises Ruiz Minutos después, al llegar a la cita en Los Pinos, Peña Nieto y González Parás explicarían a Vicente Fox que la salida de su compañero no sería producto de una mesa de negociaciones Le recomendaron aplicar la ley, enviando inmediatamente a la Policía Federal Preventiva a la ciudad en conflicto Según Héctor Pablo Ramírez, el colaborador cercano de Ulises Ruiz que me confirmó estos sucesos, ésta fue la única ocasión en que el gobierno de Vicente Fox pidió a Ulises Ruiz que dejara el gobierno de Oaxaca Bulmaro Rito Salinas diría que, además de este hecho, hubo otros proyectos de pactos con Abascal El caso es que gracias a este chantaje, que funcionaba por la complicada coyuntura en que el país se encontraba sumido, el hábil operador electoral priista, devenido en cuestionado e impopular gobernante, salvaría su pellejo Tiempo después, cuando arreció la tormenta, cuando aumentó la cifra de muertos y cuando la crisis alcanzó su punto más crítico, el mandatario ?en entrevistas con los medios de comunicación del Distrito Federal? mandaría mensajes al PAN y al gobierno federal, recordándoles el mismo chantaje: "Si permites que por este plantón caiga un gobernador, al rato no sólo va a caer el gobernador Ulises Ruiz, va a caer un presidente municipal y va a caer el presidente de la República, Felipe Calderón" De lo que no hablaban era de la serie de desatinos de su administración * * * Es uno de los tres emisarios del Senado de la República que acudieron a verificar si desaparecían o no los poderes en Oaxaca, tal y como lo demandaba la APPO Poco antes de las 4 de la mañana, después de visitar una cocina callejera perteneciente a los rebeldes, el senador del PAN Alejandro González Alcocer, exgobernador de Baja California Norte, confiesa su asombro: "La situación actual viene de antes de Ulises, viene desde los gobernadores que han sido muy caciques, por ejemplo, Murat, que no me digan, era muy cacique y los otros también" A bordo de una camioneta pintarrajeada por los rebeldes (se puede leer la leyenda "Muera URO"), el legislador asegura que "el problema actual viene del arraigo de la pobreza, de las carencias en Oaxaca, de gobernantes que no hacen lo que tienen que hacer por la población" El exmandatario panista se asoma por la ventana del vehículo en marcha, a la distancia ve una larga hilera de barricadas, y dice: "Ahí están los resultados" González Alcocer reprende al gobernador Ulises Ruiz porque "trató de movilizar políticamente ciertas cosas para darle en la torre a algunos que él consideraba más radicales y le salió mal el tiro, y luego en tono autoritario dice ?no manifestaciones? y además es represor ¡Así claro que iba a reventar! Eso no se puede hacer" Como quiera, a pesar de la opinión del exgobernador panista, los senadores de este partido, junto con los del PRI y el Partido Verde, rechazaron la desaparición de poderes en el estado de Oaxaca Con ello dieron a Ulises Ruiz el oxígeno que necesitaba para seguir maniobrando El chantaje, con el Paseo de la Reforma de fondo, seguía siendo efectivo * * * Un mes antes de terminar el sexenio de Vicente Fox, el Frente Amplio Progresista (FAP), es decir, los tres partidos que lo integran: PRD, PT y Convergencia, pactó con Carlos Abascal, entonces secretario de Gobernación, trabajar en aras de conseguir la salida de Ulises Ruiz del gobierno de Oaxaca Fue el 31 de octubre de 2006 cuando los líderes y coordinadores parlamentarios del FAP desayunaron con el funcionario federal en sus oficinas del Palacio de Covián Fue el primer encuentro sostenido entre los dirigentes de los partidos, que habían postulado a la presidencia a Andrés Manuel López Obrador, y un representante del gobierno foxista al que acusaban de operar el fraude electoral Dos días antes, el 29 de octubre, la PFP había retirado las barricadas de la APPO, tomado el zócalo y sentado las condiciones necesarias para que Ulises Ruiz volviera a despachar en la Casa de Gobierno La relación entre gobierno federal y FAP se encontraba en crisis El Frente se proponía impedir la toma de protesta de Felipe Calderón, el 1º de diciembre Los canales de comunicación entre gobierno y oposición permanecieron cerrados hasta la tarde del viernes 27 de octubre, cuando un cuerpo parapoliciaco disparó contra las barricadas, provocando la muerte de tres personas, entre las que estaba el periodista estadunidense Brad Will Fue en estas circunstancias que el coordinador de los diputados del PRD, Javier González Garza, llamó por teléfono a Carlos Abascal "Secretario, no resuelves nada, te vas mucho a chingar a tu madre, la gente se está muriendo y tú con tus pendejadas", habría dicho González Garza, en su estilo desenfadado para luego colgar Minutos después, Carlos Abascal devolvería la llamada "¿Qué quieres que hagamos?", dijo, tratando de conciliar "Si dicen que defienden la vida, que tus diputados y senadores defiendan la vida, pero no la de los espermatozoides, sino la de la gente de carne y hueso, ¡defiéndala!", espetó el coordinador perredista, oriundo de Monterrey, Nuevo León Según diversos líderes del PRD, la presión de este partido facilitó que el lunes 30 de octubre, las cámaras de Diputados y de Senadores emitieran un exhorto llamando a la salida de Ulises Ruiz del gobierno de Oaxaca Fue el martes siguiente a las llamadas cuando los opositores acudieron a desayunar con Abascal A la cita se presentaron el presidente y el secretario general del PRD, Leonel Cota Montaño y Guadalupe Acosta Naranjo; los coordinadores parlamentarios de ese partido, Carlos Navarrete y Javier González Garza; por Convergencia estuvieron Dante Delgado Ranauro y Alejandro Chanona, mientras que por el PT acudió Ricardo Cantú Garza Representando a Gobernación, además de Abascal, estuvo presente el subsecretario de Enlace Legislativo, Dionisio Meade Los asistentes hicieron "un pacto de caballeros" para que el contenido de la reunión no se filtrara a los medios de comunicación "No se podía filtrar nada porque había vidas de por medio", afirmó uno de los asistentes, quien aceptó contar al periodista Emiliano Ruiz Parra, del diario Reforma, los aspectos relevantes del encuentro Según dijo este asistente, en la reunión Carlos Abascal reconoció que estaba de acuerdo con la salida de Ulises Ruiz Explicó, sin embargo, que le quedaba un mes en el cargo y que contaba con facultades limitadas; aseguró que había hecho todo lo posible porque Ulises pidiera licencia "pero el señor no entiende nada" Abascal explicó que el conflicto en Oaxaca había provocado una crisis al interior del PAN, pues un sector del partido deseaba asegurar la gobernabilidad con miras al 1º de diciembre, es decir, con miras a la toma de protesta de Felipe Calderón Abascal ofreció, sin embargo, promover que el Senado declarara la desaparición de poderes en el estado y que la Cámara de Diputados propugnara por el juicio político contra el gobernador Se comprometía a propugnar por estos acuerdos con los coordinadores parlamentarios panistas Santiago Creel y Héctor Larios Cuando tocó el turno a los líderes opositores, estos exigieron "apretar" a Ulises Ruiz por medio de auditorías de la Secretaría de la Función Pública y de las averiguaciones que habría de realizar la PGR "Que la PGR cite a medio gabinete de Ulises a declarar por los asesinatos, y que perfilen a Ulises Ruiz como el autor intelectual, sujetándolo a un juicio de desafuero y a un proceso penal", demandó uno de los líderes del FAP Abascal respondió que la Secretaría de la Función Pública ya estaba investigando a Ulises Ruiz por presuntas desviaciones de fondos federales ?en particular, por los créditos otorgados por Banobras para la reconstrucción de la infraestructura dañada por el paso de los huracanes recientes Entonces pidió que el PRD interviniera también, por medio de la Auditoría Superior de la Federación (el perredista Antonio Ortega Martínez fungía como presidente de la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados) Sobre las averiguaciones penales, Abascal dijo que no había ninguna denuncia en contra del gobernador "Presenten una denuncia penal, hasta ahora nadie la ha presentado, y nosotros le damos curso", concluyó el titular de Gobernación Leonel Cota dijo que el eventual juicio político debería avanzar en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y no en la legislatura estatal; explicó que los diputados locales estaban expuestos a las presiones de Ulises Ruiz Tanto Abascal como los miembros del FAP advirtieron que el riesgo del posible juicio político era facilitar la llegada de un incondicional de José Murat "Cuidado con eso", sentenció el funcionario federal La única discusión que hubo durante este encuentro fue motivada por el respaldo de Andrés Manuel López Obrador a la APPO Durante la cita, Abascal reclamó a los dirigentes del FAP este pronunciamiento Acosta Naranjo, secretario general del PRD, defendió al excandidato que había ganado las elecciones presidenciales en Oaxaca, entidad en la que el FAP venció en nueve de los 11 distritos electorales "Andrés Manuel se debe a sus electores, quienes estaban pidiendo que se pronunciara en contra de Ulises", justificó para luego reclamar que el PAN hubiera dado al gobernador "carta blanca" en el Senado, al rechazar la desaparición de poderes Al término de la charla, el FAP declaró que sus interlocutores eran Navarrete y González Garza, acordándose un nuevo acercamiento tres días después Ya no hubo tal El chantaje, con el Paseo de la Reforma de fondo, seguía valiendo más en la balanza del PAN

Comentarios

Otras Noticias